Alem, Misiones, en la semana del la memoria

Después de meses de reclamos para las barriadas populares un grupo de trabajadores del FOL y la organización Unidos decidieron sentarse frente a la puerta de entrada del imponente edificio del municipio de Alem hasta que el intendente los reciba. No solo nos los recibió sino que fueron reprimidos, golpeados y encarcelados. En este momento hay nueve detenidos en distintas comisarías de los pueblos cercanos. El colmo fue cuando al día siguiente Rosa, la mamá de uno de los presos y delegada barrial, fue a presentar la denuncia y a visitar a su hijo y quedó también detenida.

¿Quién es el intendente al que querían plantearle sus reclamos? Su nombre es Waldemar ‘Valdy’ Wolenberg y pertenece al partido provincial Frente Renovador de la Concordia que responde a Carlos Rovira y Maurice Closs y, según Wikipedia, tiene una ideología ecléctica: Peronismo, Socialismo, Populismo, Nacionalismo y Sincretismo Político.

¿Cuáles eran los reclamos? La Columna Vetebral consultó a Jerónimo, militante del Frente de Organizaciones en Lucha de Alem, Misiones, quien explicó: “los compañeros iniciaron el lunes una manifestación frente a la municipalidad donde fueron decididos a quedarse esperando hasta que el intendente los reciba personalmente, porque había compromisos que había tomado en su momento el intendente mismo y que no se estaban cumpliendo. Por ejemplo el de aportar los materiales para construir una guardería comunitaria, un jardincito de infantes comunitario en el barrio Alfa; el tema de ayudar con unas casas de emergencia, cortes de casa como se le llaman, para unas familias que no tenían vivienda y necesitan esas viviendas de emergencia; otro tema de un proyecto educativo para que se pudiera armar ahí una escuelita para terminar la primaria y la secundaria, que eso como que venía con buenos avances pero se quería poder charlar con él para verle más concreción; y otros proyectos de trabajo, por ejemplo un sector de tierra para poder tener mayor extensión de tierras para cultivar porque las chacras que tienen los compañeros y las compañeras de Alem ya quedan muy chicas y hay mucha gente produciendo en algunas hectáreas que quedan muy chicas y no hay más lugar donde producir.

Reclamos puntuales, precisos, que se enmarcan en la situación de emergencia económica y sanitaria que vive el país. De acuerdo a la denuncia, los medios ‘demonizaron la protesta’ y dejaron entrever que estaban impidiendo la salida de los trabajadores del municipio. De acuerdo a los testimonios, había otras entradas y salidas disponibles del enorme edificio que fueron bloqueadas por la propia policía: “toda una agitación pública muy mal intencionada y muy artera diciendo que nuestra organización tenía la decisión de bloquear completamente y que nadie pueda salir del municipio cuando a la mañana, por ejemplo, por la puerta trasera se podía salir hasta  que la cerró la policía.

Una vez creado el clima, se desató la represión: “a eso de siete u ocho de la noche vino con toda la furia la policía provincial con la infantería al frente con una represión muy cruenta, muy violenta, empujando a los compañeros desde arriba de la escalinata de la municipalidad, a un compañero lo hicieron rodar dos veces por todas las escalinatas que cayó rodando todas las escalinatas abajo. Después las imágenes que se han visto por internet, que se han visto a compañeras mujeres entre cuatro o cinco policías hombres tratando de llevarlas tirando de los pelos, arrastrándolas por el piso varios metros para tratar de golpearla y llevarla detenida. A dos mujeres les pasó lo mismo, a nuestra delegada Rosa y a otra compañera que se ve en las imágenes; a otro compañeros que los detuvieron golpeándolos muy fuerte para detenerlos, les seguían golpeando arriba del móvil policial. Así fue que llevaron a ocho detenidos a  cuatro comisarias de pueblos cercanos acá, los dispersaron en cuatro comisarias distintas y nosotros hemos estado reclamando la libertad desde ese momento en toda la provincia, manifestándonos pacíficamente pero insistentemente por la libertad de los compañeros. Al día siguiente nuestra compañera Rosa fue a la fiscalía con otras compañeras que sufrieron los golpes a tratar de presentar en la fiscalía una denuncia sobre los malos tratos policiales y los apremios de la policía que fueron tan violentos. Hizo esa denuncia en la fiscalía y después del mediodía a la tardecita fue hasta la comisaria de Alma Fuerte con la intención de visitar a uno de los detenidos, que es el compañero Iván, que justo está en esa comisaria solo y es el hijo de la delegada Rosa, y cuando ella llegó a visitarlo a su hijo la retuvieron y la dejaron ahí detenida.”

Entre la indignación y la melancolía, Jerónimo se lamenta que en el día de la Memoria, una jornada tan especial para todos los luchadores tengan a nueve compañeros detenidos por pedir lo básico para sobrevivir, Tierra, Techo y Trabajo: “Nuestros compañeros son trabajadores, humildes, no son delincuentes, no son mafiosos, no son ladrones de guante blanco, banqueros, empresarios que se roban la plata; son gente humilde, pobre, de los barrios, que trata de realizarse, que trata de hacer un emprendimiento de trabajo, que logran generar con los emprendimientos de trabajo un humilde ingreso para no quedarse cobrando un plan social, y trabajan la tierra, la costura, la carpintería, trabajan en los invernáculos, en los comedores y merenderos comunitarios, principalmente en la tierra; son muchos los compañeros y compañeras que en todas la provincia y acá en Alem trabajan cultivando la tierra, criando animales, con criaderos de agricultura grandes e importantes que estamos desarrollando con criaderos de cultura grandes. Todo esfuerzo productivo que hacemos para poder generar trabajo, para poder sobrevivir con muchos esfuerzo, con mucho trabajo de lucha de muchos años y aprendiendo a defender nuestros derechos, a participar en las asambleas para poder deliberar y decidir en forma colectiva sin que haya punteros, sin que haya dirigentes, sino decidiendo de forma colectiva en las asambleas de abajo para arriba, esa es la cultura que aprenden los compañeros con los años en nuestra organización.” Y concluye: “Entonces a gente humilde y tan trabajadora un 24 de marzo los han tenido detenidos por el solo hecho del luchar socialmente por sus derecho. Un 24 de marzo, nada menos que un 24 de marzo, hay 9 compañeros y compañeras detenidos en Misiones”.

Salavina, Santiago del Estero, en la semana de la Memoria

A pocas horas del 24 de marzo, la Justicia santiaqueña allanó las casas de dos miembros del Mocase. Todo ocurrió en la madrugada del jueves 25 de marzo, cuando 40 efectivos de la policía de Sumampa entraron de forma violenta a los domicilios de Guillermo Cejas y de Alcides Acosta, ambas ubicados en la comunidad campesina de Loma Blanca Norte, departamento Salavina.
En el operativo, removieron violentamente todos los elementos de ambas viviendas, y bajo amenaza de muerte persiguieron a los compañeros, deteniendo a dos personas mayores y un menor hijo de Guillermo Cejas.
Un comunicado del Movimiendo Campesino de Santiago del Estero sostiene: “Detrás de todo esto, están las maniobras “Yiya” Molina, famoso sicario de Musa Azar, que todavía influyen en parte de la policía y el poder judicial de Santiago del Estero. Intentan seguir con el robo de tierras y ganado, al que las familias campesinas de la zona de los rios dijeron basta. Hacemos responsable a la fiscal Sottini y a la justicia quien ordena allanamientos de madrugada y detiene menores, como en los tiempos oscuros de la dictadura a los que ayer dijimos una vez más NUNCA MAS.
Estamos cortando la ruta nacional 9 en este momento, solicitando la inmediata liberación de los compañeros, entre los que hay un menor de 14 años. Ni un metro más, la tierra es nuestra.
” concluye el comunicado.

Campo Verde, Jujuy, en la semana de la Memoria

El 17 de marzo la policía provincial cargaba una vez más contra los vecinos de Campo Verde que desde hace años trabajan en una construcción comunitaria en el populoso barrio de Jujuy y defienden el espacio de la cancha ‘La Olla’ en donde el gobierno proyecta hacer un colegio. Niños, mujeres y hombres fueron golpeados, corridos y amenazados. En estos días denuncian la persecución permanente con policías que vigilas las casas de los vecinos más activos, encuestas sobre su opinión de la obra que sirven para marcar las casas, y sanciones a los trabajadores. Tal el caso de Mara Martínez, vecina y trabajadora municipal, quien recibió una notificación de suspensión de tareas por 10 días. “Hace 20 años trabajo en el barrio, en la biblioteca, junto a los vecinos. Se hizo también un comedor, infinitos proyectos, también de deportes en el barrio. Me atacaron ahora porque me puse en el lugar que debía estar, junto a los vecinos. Esta mañana me mandaron un mensaje para que me presente en la municipalidad, que me quede y trabaje. Pedí la planilla y me notificaron de la suspensión aduciendo que fui altanera. Lo que vivimos no tiene nombre es demasiado violento. El barrio está militarizando, nos persiguen por antecedentes, por el trabajo. Tenemos una escuela secundaria ETP en el barrio a 10 cuadras. Está bien, queremos otra escuela, pero en el predio de la Belgraniana”, explicó.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here