fbpx
Connect with us

Opinión

Pertenencia, por Hernán López Echagüe

En las grandes ciudades del país las personas de buen pasar vagan por las galerías de los centros comerciales examinándose atentamente el ombligo, es decir, venerando la idiosincrasia de su ombligo, del hoyito de carne estriada y con pelusas alrededor del cual gira la Tierra, su Tierra, es decir, su auto, su casa, su seguridad suya, su colegio privado de sus hijos, su asistencia médica privada, su televisión por cable, su temporada de descanso en su Brasil, en su Miami o en su Polinesia, su empleada sumisa, su rotweiller, su infidelidad excusable, su apoliticismo político y partidario del político que le asegure que por el resto de sus días tendrá su auto, su casa, su colegio privado, su asistencia médica privada, su televisión por cable, su temporada de descanso en su Brasil, su empleada sumisa, su perro jodido, su permiso para ser infiel y, vaya, claro, su aire de tipo apolítico.

Van de un lugar a otro, el pecho inflado de arrogancia, con algún electrodoméstico a cuestas y un fajo de desdén en la billetera. Caminan sin mirar hacia atrás porque temen convertirse en estatuas de sal, como le ocurrió a la mujer de Lot, y en la escuela nos han enseñado que a las estatuas de sal les cuesta mucho darse maña en el manejo de un control remoto o de una tarjeta de crédito, y, más trabajoso aun, hablar, hacerse entender a la hora de, pongamos, decirle al pibe limpiaparabrisas de la esquina que no está en tus planes bajar la ventanilla de la puerta de tu auto muy tuyo porque tenés la certeza de que detrás del pibe limpiaparabrisas aflorarán cien pibes limpiaparabrisas que te destriparán, y entonces perderás tu auto tuyo y todo lo muy tuyo que representa esa carrocería espléndida. Que es mucho y todo tuyo. Un hato grande de ganado que tiene a la pobreza como pecado mortal y desprecia al pobre por encima de todas las cosas. La respetable clase media ríe, ha echado a dormir la visión y toda percepción de su propio sumidero. La respetable clase media vive en una civilidad fundada en nubes de betún que nunca jamás habrán de disiparse.

***

En verdad, la representación de la realidad ha sido dada vuelta. La imagen lisa, televisiva, y la prensa, han destruido el pensamiento, la capacidad de ligar lo inmediato a las causas de su existencia. Sólo una sociedad llevada por el terror hasta el extremo de la estupidez y la chatura, despojada de afectos, de imaginación, de sensibilidad, empavorecida, puede haber despojado de significación a lo que ven y perciben acobardados por sus ojos diariamente, pero que la inteligencia no anima” (León Rozitchner, Página/12, julio de 2004)

Seguir leyendo
Comentá

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Destacada

Seguimos Trashumando, por Tato Iglesias

Por Tato Iglesias, profesor de filosofía y educador popular. Fundador de la Universidad Trashumante

Hoy no puedo dejar de preguntarme:

¿Se puede ser crítico en Argentina y no estar de acuerdo con todo lo que es de público conocimiento? ¿Seré un profeta del odio? ¿Seré un fascista porque no estoy de acuerdo?

A punto de cumplir 80 años, toda la gente que me conoce no puede negar que he dedicado mi vida a mis hijos e hijas y a la Educación Popular. Nadie lo puede negar porque me han visto andar por casi todos los pueblos del país, trashumando, preguntando, escuchando, aprendiendo y enseñando. Soy consciente de que me puede llover una catarata de críticas despiadadas. No me importa. Allí se verá quién ama y quién odia, quién dialoga y quién impone, quién trabaja horizontalmente y quién es autoritario. Me cuesta mucho comprender que uno o una dirigente a nivel nacional baje tres conceptos y toooodos abajo recitan lo mismo. Unos aman, otros odian, unos son democráticos y otros no democrático, e inclusive hablan del NUNCA MAS, lo que francamente me parece un despropósito.

Pregunto desde una postura crítica:

¿Hay miseria o no hay miseria en Argentina?

¿Hay trabajo o no hay trabajo?

¿Hay inflación o no hay inflación?

Nuestra gente ¿vive bien, vive mal, sobrevive?

¿Hay corrupción en Argentina o no hay corrupción?

No puedo dejar de recorrer uno por uno los gobernadores de todas las provincias vilmente enriquecidos (y esto está a la vista) y nadie que los juzgue. ¿Sirve la justicia o no sirve?

¿hay ajuste en la Argentina o no hay ajuste? En todo caso : ¿quién lo está implementando?

No podemos engañarnos tanto. No puedo entender y dejar de preguntar ¿Quién gobernó en argentina en los últimos 40 años y, más específicamente, desde el 2000 a la fecha? ¿puede una vicepresidenta decir que no es parte de este gobierno, cuando ella eligió al presidente, al actual Ministro de Economía y a muchísimos funcionarios más? ¿Cuántos Ministros de los 19 que hay en el gabinete funcionan?

Este gobierno, ¿Ha reprimido o no a los y las patriotas que defienden lo más importante de nuestro territorio: la vida, la tierra, nuestro petróleo, nuestra riqueza minera, el agua? ¿Han reprimido o no a quienes se oponen a las rutas interoceánicas construidas por IRSA (plan internacional que destruye los mejores recursos naturales de la provincia de córdoba)? ¿Han prohibido a Monsanto y el glifosato? ¿hay seguridad o inseguridad en Argentina? Para ser más claros, a esta altura de la vida, creemos profundamente en la democracia, pero no creemos en casi ninguna de las instituciones que nos representan. No creemos en ningún partido político, no queremos cargos, no queremos plata del estado que corresponde a los más pobres, ni nada.

Somos simplemente idealistas. Creemos todavía en que se puede cambiar el mundo. Repudiamos todo acto de violencia. Pero no podemos dejar de recordar también a todos los compañeros y compañeras asesinados en los últimos años por luchar a favor de la paz, del amor y la justicia. El caso más testigo, quizás sea el asesinato de kosteky y Santillán, uno de cuyos autores intelectuales es el actual ministro de seguridad de la nación. El zorro cuidando las gallinas. Seguiremos luchando, yendo al encuentro de la gente, al abrazo compañero que nos une más allá de cualquier circunstancia. No comprendo a los militantes de papel, que desde sus cómodas casas de clases media piensan que están haciendo una revolución y quieren revivir el pasado de una manera absolutamente absurda. Disculpen si alguien se siente agredido o agredida. No es mi intención. Viva la vida, viva el abajo, viva el amor, seguimos trashumando.

Continue Reading

Destacada

Pablo Touzón: “Este escenario le conviene a La Cámpora, pero no al peronismo”

El politólogo Pablo Touzón, editor de Panamá Revista y director de la consultora Escenarios, analizó la agitada semana política y judicial en Argentina, y reflexionó sobre lo sucedido en las inmediaciones de la casa de Cristina Fernández de Kirchner.

Continue Reading

Destacada

Federico Zapata: “A Massa le tocó un juego de ajedrez en el que quedan muy pocas movidas”

Federico Zapata, codirector de la consultora Escenarios y editor de Panamá Revista, analizó en La Columna Vertebral la primera semana de Sergio Massa al mando de la economía, sus primeras medidas y cuáles son los grandes desafíos a corto plazo.

“La llegada de Sergio Massa al gabinete nacional está destinada a generar un “efecto halo”: sobre la base de una serie de características personales, principalmente su audacia y pragmatismo, el momento político parece inferir que el ascenso del jedi criollo bastará para devolverle el equilibrio a la galaxia del Frente de Todos. Y no sólo un equilibrio. Un equilibrio con un norte. ¿Funcionará?”, comienza escribiendo Federico Zapata en el análisis que publicó en Panamá Revista.

-Es difícil la situación que le toca a Massa. Es un juego de ajedrez en el que quedan muy pocas movidas. Un poco lo que yo sugiero en el texto es que el primer motor de esta crisis no era necesariamente la figura del ministro de economía sino un poco la disfuncionalidad del aparato de gobierno, del experimento del Frente de Todos en sí. Eso es un poco lo que es difícil de abordar porque implica necesariamente una reingeniería, un giro 180º en la experiencia gubernamental y eso obviamente incomoda mucho a los participantes, a los accionistas de ese experimento. A mí me da la impresión que lo de Sergio Massa en las primeras horas, sobre todo muy auspiciado por su entorno, viene con una especie de éxtasis de expectativa, entendible en algún punto porque lo que busca justamente es tratar de mejorar la relación de ese aparato con la sociedad, pero el aparato sigue intacto y funcionando de la misma manera.

Yo personalmente soy muy cauto y muy prudente en relación a ese nucleamiento de expectativas que se ha armado porque no veo realmente una reformulación radical en las primeras horas. Lo que veo es un ministro más empoderado, más cercano a lo que era el aparato institucional en la era de Lavagna si se quiere, con mucha dificultad para armar un equipo competitivo. El equipo que tiene, en ese aspecto no cumplió las expectativas. Es un equipo de gente valiosa pero no de la talla o de la complejidad que la situación requiere y la metáfora de eso es un equipo que todavía no logra encontrar un macroeconomista que es la figura del vice ministro del Ministerio de Economía. Pensar en un plan de ordenamiento macroeconómico sin eso es realmente difícil. Por otro lado, en el diseño institucional argentino, el presidente sigue siendo importante. Todos parecen que dan por muerto a Alberto Fernández, pero probablemente Alberto Fernández no tenga capacidad de liderar, que eso ya lo ha demostrado, o de imprimir una agenda de políticas públicas virtuosas, pero sí tiene una gran capacidad de bloqueo, de veto, y en eso me parece que hay mucha ingenuidad.

Después obviamente el kirchnerismo que también está agazapado en las primeras horas, pero me parece que esa debe ser una calma temporal porque en algún punto si los resultados no son rápidos empieza a jugar ahí el capital político, que es un capital político ya en deterioro y se los va a obligar a tener posiciones públicas. Me parece que lo de Sergio Massa va a ser muy complejo, creo que él lo sabe. No me queda claro si las expectativas que se han generado lo ayudan o no lo ayudan. El Frente de Todos me da la impresión que es una experiencia absolutamente fallida, absolutamente disfuncional, pero obviamente hay mucha resistencia en la reformulación de eso porque lógicamente la disfuncionalidad está reflejando un poco un experimento político que se construyó por partes, una especie de Frankenstein donde nadie quiso disolver su identidad, donde nadie quiso construir un liderazgo nuevo. Yo le llamo un juego de debilidades donde todo el mundo quería preservar su cuota de poder a costa de cualquier emergencia.


“El Frente de Todos es una experiencia absolutamente fallida”

SOBRE LOS CAMBIOS EN EL GABINETE Y LAS INTERNAS DEL GOBIERNO

LCV: Veo que están todos preocupados por el mercado, pero por qué no están preocupados por ver cómo van a resolver un tema de fondo que si se enojan los que se tienen que enojar va a ser también complicado.

-Coincido con vos en que la primera foto es absolutamente desafortunada, es una especie de microclima en el que está el poder político que hace una fiesta en un contexto en donde la sociedad no está festejando nada, es un contexto más bien dramático. Eso me parece que es parte de los errores que yo marcaba de arranque y tiene que ver con el microclima que vive la clase política, de alejamiento que se ha ido construyendo en los últimos 20 años. Yo no sé si veo una fiesta de los mercados. Yo veo un grupo económico muy claro que está atrás de estos experimentos y que ha tenido una política en relación a los medios de comunicación de que debe instalar que acá hay una fiesta del mercado. Yo no sé si acá hay una fiesta del mercado, creo que hay por lo menos un intento de construir expectativas en los grandes medios de comunicación que algunos de esos grupos importantes de relieve están atrás de este experimento, pero no veo un sector industrial o de servicios pujante a través de este experimento, entonces eso yo también lo relativizo.

LCV: Por eso te pregunto cuál es el mercado, me parece que son más los especuladores.

-Atrás de este experimento emerge un grupo que está ligado a la prestación de servicios eléctricos en el gran Buenos Aires, el grupo de televisión América, pero es un grupo muy chico. Es un grupo muy chico, pero a la vez muy poderoso en relación a su inserción en el peronismo en los últimos 20 años. Entonces es un grupo que siendo chico tiene una gran capacidad lobby y de instalar esta cosa abstracta del mercado.


“Esta experiencia destierra la idea del peronismo como partido del orden. El kirchnerismo se ha convertido en el productor de la crisis”

SOBRE EL PERFIL DEL FRENTE DE TODOS

LCV: Es decir que esta gran expectativa es una expectativa de un grupo chico que nos hace creer que todos tienen grandes expectativas.

-Es una gran expectativa de un grupo muy chico, de algún sector de la política que quiere que esto funcione, y por supuesto que habrá expectativas de los ciudadanos de que esto se encamine porque a nadie le gusta esta zozobra en la que estamos metido. Ahora, decir que esto es el desembarco de un gran equipo económico, que es el desembarco de una nueva coalición empresarial, moderna, dinámica que pueda resolver el problema de Argentina me parece totalmente desmedido. No veo ninguna señal en ese sentido, todo lo contrario. Es la vieja coalición empresarial, mercado internista que construyó el peronismo en los últimos 20 años, que se ha sido absolutamente disfuncional para resolver los problemas de Argentina, y un equipo económico que demuestra que el Frente de Todos un poco se ha ido quedando sin reputación y entonces nadie quiere subirse al barco.

LCV: Me parece que las internas han sido tan duras que han roto un poco ese perfil de que venga alguien o un grupo y lo solucione porque el problema está dentro del mismo grupo que comanda.

-Absolutamente. Esta es una experiencia que destierra completamente la idea del peronismo como el partido del orden. Esta ha sido una experiencia en donde el kirchnerismo se ha convertido en el productor de la crisis. El primer motor de esta crisis es político y es la disfuncionalidad absoluta del experimento del Frente de Todos. 

LCV: ¿Pero esa disfuncionalidad la visualiza el obrero, los mercados, el conjunto de las fuerzas vivas?

-Absolutamente. Es una disfuncionalidad que lo que ha ido haciendo fue crear un clivaje en donde la sociedad civil en todos los sectores está cuestionando la clase política, por eso la debilidad del momento.

Continue Reading
Advertisement

Facebook

Copyright © 2017 Zox News Theme. Theme by MVP Themes, powered by WordPress.