fbpx
Connect with us

Destacada

Sigfrido y sus gallinas fusiladas, por Cora Gornitzky

Resulta que había una vez un científico al que se le ocurrió desarrollar una línea genética de gallinas aptas para zonas marginales. El tipo se llamaba Sigfrido kraft y trabajaba en Pergamino. Su modesto equipo de investigación, se planteaba reemplazar el balanceado comercial por elementos disponibles en ambientes geográficos locales, para lograr aves reproductoras que se adaptaran a ambientes habitados por población de bajos recursos y graves problemas nutricionales. Algunos ensayos estaban dirigidos también a generar una selección de grupos resistentes a la coccidiosis, una enfermedad parasitaria muy común en los pollos. La cosa es que Kraft, persistente en sus ensayos, llevaba más de 10 años con sus investigaciones, cuando viajó en 1968 a Maryland para participar como expositor en la Segunda Conferencia de la Asociación Mundial de Producción Animal (WAAP) patrocinada por distintos organismos estadounidenses y la FAO.

Su presentación le valió una distinción especial y envalentonado con el buen recibimiento de sus avances ante la comunidad científica internacional, regresó a su lugar de trabajo. A los pocos días, el presidente de una de las principales compañías farmaceúticas internacionales, arribó a la estación experimental donde trabajaba. El gringo preguntó por el investigador que había presentado en Maryland el paper sobre la resistencia inmunológica aviar. Lo llevaron al laboratorio donde trabajaba Kraft y dialogaron amigablemente, hasta que Sigfrido le explicó al visitante que si bien utilizaba el coccidiostático pretendía no hacerlo en un futuro. Por eso seleccionaba las aves que podían vivir bien, sin la vacuna.

A partir de ahí, la conversación se puso tan áspera, que Kraft deslizó en voz alta lo que sospechaba en silencio: “no vaya a ser que las grandes compañías desarrollen el proceso inverso al que busco en mi investigación”.

Videla llegó a Pergamino y dió una orden: ‘Que se dejen de joder con las gallinas”

Nunca tuvo pruebas certeras al respecto, aunque al tiempo, las revistas de avicultura anunciaban la fusión entre las principales compañías farmacéuticas y las cabañas avícolas. De igual modo, para fines de los 60, el proyecto de Kraft había alcanzado un avance cualitativo. Sin la utilización de insumos veterinarios, (las vacunas nunca fueron utilizadas, ya que se buscaba emular las condiciones que tendrían las aves en las zonas carentes de recursos para las que estaban destinadas), la investigación requería más constancia que grandes inversiones. Y Kraft era un hombre metódico, constante y terco: por eso en los primeros años de la década del 70 se disponía a abordar la segunda fase de su investigación: probar las nuevas líneas de animales, únicas en su tipo, en el interior del país a través de la Asociación de Coopertivas Argentinas, y comprobar su resistencia allí con las condiciones alimenticias reales.

En caso de lograr los resultados esperados, Sigfrido aspiraba a instrumentar, incluso, la exportación de esa genética a regiones de Africa e India, también caracterizadas por una gran disponibilidad de sorgo y algodón y por familias campesinas con grandes déficit de proteínas en su alimentación.

Para 1976 la investigación mostraba una población estable. Mil doscientas familias de aves, treinta y tres mil animales, una selección de 35 familias aviares y alrededor de 2400 aves seleccionadas y endocriadas. Pero sobrevino el golpe de Estado y a los pocos días, 46 operarios, técnicos, extensionistas e investigadores de Pergamino, fueron dejados cesantes por razones de seguridad. Sigfrido Kraft estaba en esa lista. Tenía prohibido el ingreso al instituto, pero logró entrevistarse con el interventor militar que vivía en Buenos Aires. Le rogó que preservasen los ensayos y logró que siguieran su curso.Pero el 20 de diciembre de 1976, cuando el presidente de facto de la Junta Militar Jorge Rafael Videla visitó la localidad vecina de Junin, personal militar de su escolta llegó por tierra a Pergamino con una orden: que se dejen de joder con las gallinas. Buscaron a Kraft y no lo encontraron. Fueron a la casa de su ayudanta, le desvalijaron la vivienda y se llevaron a su padre maniatado, dejándolo luego en el pueblo más cercano. Al poco tiempo llegó la orden de eliminar a las aves que integraban los ensayos experimentales. La totalidad del material genético fue destruido y las 35 familias, integradas por miles de aves endocriadas y seleccionadas, fueron destinadas a faena. El equipo de investigación fue dispersado y cesanteado.

Entre 1974 y 1983 fueron despedidos 800 trabajadores del INTA, 200 encarcelados, 3 asesinados y 5 desaparecidos.

Sigfrido Kraft deambuló durante 4 años en oficios diversos: repartidor de leña, asistente en una semillería, técnico en un criadero. Con el retorno de la democracia, en 1984 se le ofreció a Kraft reincorporarlo al instituto, pero en otra provincia, donde nunca antes había trabajo. No aceptó. Se dedicó a la docencia universitaria en Rio Cuarto, Córdoba, donde se jubiló. Pasarían muchos años aún, para que las gallinas fusiladas, fuesen incorporadas a la historia institucional del INTA.

• Durante 1974 y 1983 fueron cesanteados 800 operari@s, administrativ@s, extensionistas e investigador@s del INTA. 200 fueron encarcelados, tres asesinados, cinco permanecen detenidos desaparecidos. En algunos casos se aplicó la ley de prescindibilidad del gobierno de Isabel Perón, en otros la ley de seguridad federal de la dictadura.

• Las actividades de extensión rural como los estudios en sociología y economía rural vieron reorientados sus principales enfoques. También investigaciones en áreas como los estudios de fitomejoramiento.

• En 1989, el impulso a la autoproducción de alimentos sería fomentado por el programa ProHuerta del INTA. Centrado en la generación de huertas familiares, incorporó la provisión de animales de pastura (las gallinas negra INTA) y de carne (los pollos camperos). Sin embargo, las investigaciones que entre 1956 y 1976 se desarrollaron en Pergamino no tuvieron continuidad dentro del Instituto ni fuera de él.

• En 2012 se conformó la Comisión de Reparación Histórica de los Trabajadores de INTA.

• En 2014 se firmó un Convenio de Cooperación entre INTA y CONICET, destinado a profundizar la investigación sobre el impacto de la última dictadura en la trayectoria del INTA en particular, y en el complejo científico-tecnológico en general.

• En 2015 la historiadora Cecilia Gárgano, quien impulsó las investigaciones sobre las agendas de investigación y las políticas represivas en la Argentina, compiló el libro sobre Ciencia en Dictadura. Fue publicado por Ediciones INTA. Fue ella quien rescató la historia de Sigfrido Kraft y publicó su trayectoria de investigación (https://www.mundoagrario.unlp.edu.ar/article/download/MAv15n01/5609?inline=1?inline=1). Años antes, en 2009, la escritora Susana Dillon escribió Gallinas Subversivas (http://letras-uruguay.espaciolatino.com/…/gallinas…)

• La línea de investigación de Sigfrido Kraft nunca fue retomada.

(Texto tomado del facebook de Cora Gornitzky, periodista especializada en ciencias)

Seguir leyendo
Comentá

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Destacada

Conflicto en Peajes | Facundo Moyano: “El Gobierno hace populismo berreta, que no chamuyen más”

Facundo Moyano, secretario adjunto del Sindicato Único de Trabajadores de Peajes (SUTPA), fue muy crítico con Axel Kicillof y el Gobierno nacional en el marco de la protesta de los trabajadores de peajes por la implementación de la tecnología que quiere realizar Aubasa de forma unilateral y que reubicaría a varios empleados.

“Hacen populismo berreta, que no chamuyen más. Hay un presidente (Ricardo Elizalde) anti-trabajador que designaron por un acuerdo político entre Sergio Massa y Axel Kicillof. Es llamativo en un gobierno peronista que no se sabe a quién responde, nadie se hace cargo, ni el gobernador se hace cargo, ni los funcionarios del ministerio se hacen cargo, está todo el gobierno loteado”, disparó Moyano desde la protesta de trabajadores en diálogo con A24.

 “La verdad que es un desgobierno. Llama la atención que se llamen peronistas cuando no dan respuestas, cuando van en contra de los trabajadores“, continuó el dirigente. Están destruyendo todo el sistema de autopistas. Un argentino que no pasó nunca por una autopista o corredor vial la está pagando con sus impuestos. Es el populismo berreta que hace este pseudoperonismo. Le dicen a la gente: ‘No subimos las tarifas porque le queremos dar un beneficio’ y lo que hacen es robar la plata de los impuestos que pagan”, explicó.

Si son peronistas, que hagan peronismo de verdad, no de chamuyo. Veo el peronismo cuando miro para el costado, donde están los laburantes. Estamos cansados del chamuyo del Gobierno. Si son peronistas, que hagan peronismo con la gente. Hay 50% de pobreza, 90% de inflación, ¿Dónde está el peronismo? Tanto que hablan de que vuelve la derecha. Ustedes, los que gobiernan, hacen todo para que vuelve la derecha“.

Este miércoles se dio una tregua en el conflicto. Tras una semana con peajes liberados, trabajadores de la autopista Buenos Aires- La Plata levantaron provisoriamente la medida de fuerza mientras continúan en negociaciones con Aubasa y el Gobierno bonaerense.

Se estima que la medida de fuerza generó una pérdida de casi 20 millones de pesos por día. “Es un gesto del gremio, pero los reclamos aun no fueron resueltos“, manifestaron desde el sindicato. El martes se dio un intento de conciliación en el ministerio de Trabajo, pero la reunión entre los dirigentes del SUTPA y representantes de Aubasa terminó sin acuerdos.

En diálogo con FM La Cielo, Florencia Cañabate, secretaria general de SUTPA, explicó que el conflicto no tiene que ver con paritarias, sino con la “implementación de la tecnología de forma unilateral por parte de la empresa, que no tiene en cuenta a los trabajadores”.

Aubasa está encarando un plan de reformas y modernización que reubicaría a los trabajadores de las cabinas, entre otras modificaciones. Entre los cambios se incluye la instalación de torres de tecnología en lugar de las cajas donde se cobra el ticket por la tarifa del servicio.

Continue Reading

Destacada

Comunidad originaria de Salta denuncia que los incendios “son provocados para favorecer monocultivos”

La comunidad guaraní «Estación Tabacal» de Hipólito Yrigoyen denunció a la policía de la localidad que los focos activos de incendios ubicados en sus territorios fueron provocados intencionalmente por terratenientes locales.

Los pobladores originarios exigieron que el Estado intervenga y provenga recursos para apagar los fuegos que amenazan sus vidas. En diálogo con el programa Cuarto Oscuro (FM La Cuerda, 104.5), Mara Puntano, abogada de la comunidad, aseguró que los incendios son “intencionales y provocados”.

“La comunidad guaraní ‘Estación Tabacal’ decidió poner la denuncia para que los funcionarios no se hagan los tontos, ni los ciegos ni los mudos. En este momento, incluso, están manifestándose para que actúe el avión hidrante – uno solo para toda una región que arde – , tampoco los dejan ser parte y trabajar para apagar esos incendios. Entendemos que es por una cuestión de seguridad, pero si los recursos del Estado no están puestos en los bomberos cómo se apagan estos incendios que son provocados”, explicó la letrada.

La abogada denunció que los incendios son provocados por terratenientes de la zona “para favorecer los monocultivos”. Actualmente, el territorio de la comunidad guaraní de Hipólito Yrigoyen es disputado por la Searbord Corporation, compañía propietaria del ingenio El Tabacal.

“La policía tiene la obligación de comunicarse con el fiscal y el fiscal tiene la obligación de investigar y disponer las medidas necesarias: ordenar a los bomberos que vayan a apagar el incendio, que los aviones de la provincia lleven el agua. Porque los recursos están, ahora para qué y en dónde no lo sabemos”, concluyó Puntano.

Continue Reading

Destacada

Chile | “Hay un consenso sobre hacer una nueva constitución, pero no saben cómo”

Pablo Touzón, editor de Panamá Revista y politólogo, charló con La Columna Vertebral sobre lo sucedido en las últimas semanas en Chile con el plebiscito que rechazó la nueva constitución y el reciente conflicto del presidente Boric con el embajador de Israel.

LCV: ¿Cuál fue el Chile que viste en el contexto de el antes y el después del plebiscito?

-Fue efectivamente un viaje muy interesante porque se dio este contexto. Yo llegué efectivamente el día del plebiscito, del referéndum, me quedé una semana y pudimos entrevistar con este programa a gente de los partidos y de todas las tendencias políticas, inclusive de derecha. En principio sentí una sensación de extrañamiento, en el sentido de que nadie reconocía la sociedad en la que estaba, ni los de derecha ni los de izquierda. Eso era para el observante externo muy interesante, porque están todos como auto debatiéndose. El proceso que lleva a la elección del otro día empieza con las protestas del 19, protestas que son muy masivas, muy populares, muy violenta también, y que terminan en un acuerdo de paz justito antes de la pandemia, que es el acuerdo de paz entre los partidos, en ese momento era presidente Piñeira todavía y lo firma también Boric. De los líderes del movimiento, Boric es el único que va al acuerdo, a diferencia de otros como el PC.

Lo que se puede evaluar hoy es que las protestas terminaron sobre todo por el COVID. Eso es importante porque si bien estaba la idea de una constitución nueva en mucho de los reclamos de la protesta, no era toda la protesta. Por un lado, es una idea que tenía la política para contener el proceso que estaba en las calles. Se hace después una elección y ahí se le pregunta a la gente si quiere reformar la Constitución, gana por 80 puntos y se le pregunta a la vez y si quiere sea con el método de representatividad normal, o sea, el método diputados, senadores, constituyentes, clásico, o si quiere que la mitad de esa convención constituyente para armar la constitución nueva, después de la última que era la de la época de Pinochet, si la quieren reformar con listas del pueblo. Entonces cuando empieza el proceso de reforma de la Constitución efectivamente fue bastante distinto. Fue manejable por el mismo gobierno, en el sentido de que justamente como eran listas abiertas y gente que pertenecía a movimientos sociales, que lo que defendía es que su causa esté en la constitución, pero no una especie de ordenamiento medio general.

LCV: ¿Cómo ves el futuro en Chile?

-Mira, Boric tuvo una actitud rara. Primero cuando se dio cuenta de que el proceso de la constitución se había ido de las manos, él un poco se abrió. Dijo que sí, que obviamente iba a votar apruebo y que él iba a reformar alguna de las cosas de la Constitución, porque ya estaba viendo que un poco que perdía y que se había vuelto una especie de colección de maximalismo pero que no tenía el hilo conductor de una Constitución. Por otro lado, lo digo porque es importante, se subordinaron los derechos universales sociales a los derechos particulares de género, de indígenas. Hay un problema ahí complejo, que es que las dos son de izquierda, los derechos universales y los derechos estos. Finalmente terminó priorizándose la plurinacionalidad, por ejemplo, por sobre la educación gratuita. Entonces ahí hay una cosa que es más compleja que simplemente izquierda o derecha. Hoy Boric está en un problema porque está atenazado por izquierda. Al día siguiente que fue el referéndum le coparon los secundarios algunos colegios pidiéndole ni un paso atrás cuando habían perdido por 62 puntos. Obviamente la élite quiere que le vaya mal. Entonces está como un tipo que debería reinventar la coalición que lo trajo al poder.

LCV: En el medio además le agarra así como el interruptus con cosas que tienen que ver con su militancia estudiantil y hace el papelón con el embajador de Israel.

-Yo creo que eso es para contentar justamente a los sectores movilizados, les tiene que dar algo. Efectivamente me parece que va por ahí, porque por él viene del movimiento estudiantil, si bien es como un dirigente más inteligente, por eso pudo llegar a ser presidente, no es solo un dirigente estudiantil. Entonces tiene que contentar a las bases a la vez que se abre un proceso por derecha mucho más movilizado ahora también, y que tiene un mandato, esto es importante, tiene un mandato del pueblo de reformar la Constitución, pero el mismo pueblo dijo que esta constitución no. Tiene que hacer una preconstitución igual, y más o menos hay un consenso en la política chilena hasta en algunos de derecha, no tan derecha, que sí hay que hacer una constitución nueva. El tema es que no tienen idea de cómo.

Continue Reading
Advertisement

Facebook

Copyright © 2017 Zox News Theme. Theme by MVP Themes, powered by WordPress.