Trabajadores de Carrefour paralizan actividad tras acuerdo que dejaría 1000 despedidos

El descontento por el acuerdo firmado este viernes entre Carrefour y el líder de comercio Armando Cavalieri que estipula un plan de reducción de personal y ajuste de salarios desembocó en una paralización de la actividad por parte de los trabajadores de los super, hipermercados y express de la firma.

Si bien el trato firmado fue presentado como una medida para «resguardar puestos de trabajo», lo que se deduce al leerlo demuestra lo contrario. Como bien señaló Infogremiales, el arreglo incluye una cláusula clave que cambia completamente la situación. Se trata del punto llamado ·»Sustentabilidad de la empresa», en el cual se incluye el impulso de «1000 acuerdos individuales de desvinculación». Este apartado también contiene la posibilidad de cerrar locales notificando al Ministerio y al gremio tan solo con 30 días de anticipación.
Como era de esperarse, los delegados de Carrefour rechazan el acuerdo y piden una nueva reunión con ellos sentados en la mesa.
CAVALIERI, EL DEFRAUDADOR
Una figura clave en la negociación es la del Jefe del Sindicato de Comercio, Armando Cavalieri. El eterno sindicalista abandonaría la conducción del gremio tras 32 años, aunque la decisión se vio forzada por temas judiciales. El gremialista, responsable del acuerdo con Carrefour y Triaca, está imputado por supuestas maniobras defraudatorias por más de 50 millones en la obra social sindical Osecac.
Además, se encuentra envuelto en una causa por no cumplir con el cupo femenino. Es así que el acuerdo que potencialmente dejaría en la calle a 1000 trabajadores lleva la firma de un gremialista imputado en dos causas y que en los 90 era señalado por Bernardo Neustadt como el sindicalista modelo de la Argentina menemista.
Cavalieri, de buen trato con Triaca, había sido de los primeros en firmar, sin dudar, la paritaria del 15% ofrecida el gobierno.

La Columna Vertebral, periodismo a la gorra. Echá una moneda