«Una peligrosa deriva» el documento de la CGT. Decretó Paro general para el 25 de septiembre

Sin la participación del Moyanismo y muchos de sus gremios afines, deliberaron en el Teatro Empire de La Fraternidad más de 200 secretarios generales de distintos gremios. Bajo el título “Una peligrosa deriva” el Plenario de Secretarios Generales de la CGT, redactó un crítico documento a la situación que atraviesan los trabajadores argentinos, expuso una serie de demandas al gobierno nacional y convocó a un paro sin movilización para el próximo 25 de septiembre.

Tras señalar que “el gobierno no acierta a encontrar una salida a la crisis”, remarca la curva descendente del empleo en todas las actividades, el descontrol de la inflación, la urgencia de “retrotraer las tarifas al 01/12/2017 (como lo marca la vetada  ley 27.743)”, una carga que, junto a “la brutal devaluación de la moneda, hace estragos en el poder adquisitivo de trabajadoras y trabajadores”.

El Plenario demanda “paritarias libres y sin techo” y otorgar a esta herramienta una dinámica flexible para adaptarse “a la falta de previsibilidad de los escenarios económicos”. Respecto de los jubilados, remarca que para agravar más su cuadro de situación, “ el Fondo de Sustentabilidad del sistema de seguridad social está amenazado por el acuerdo con el FMI” y se rechaza de plano “cualquier intento de Reforma Laboral que atente contra el plexo de normas de protección sobre los derechos de los trabajadores”.

Respecto del Poder Judicial, el Plenario reclama absoluta independencia y caracteriza esta etapa como de “una dura ofensiva contra los gremios, dejando al descubierto el objetivo de desactivar la protesta social. Los gremios que son hostigados con graves sanciones económicas por ejercer el derecho de acción sindical son un ejemplo de tamaño objetivo. Este Plenario rechaza en forma enfática semejante despropósito y ratifica que ninguno de estos ataques cambiará la agenda  del  movimiento obrero”, en un guiño explícito, aunque seguramente los Camioneros lo consideren tardío, a Hugo Moyano.

“La Educación está viviendo un momento trágico (…) El desinterés por la investigación científica y la educación pública y gratuita se transmite en cada una de las expresiones de este gobierno” continua el documento, en tanto respecto de la Salud afirma que “Hoy, para una gran parte de nuestra población, enfermarse es un verdadero lujo” y detalla la situación de las obras sociales sindicales que “sufren las consecuencias de la situación económica, y la creciente suba de precios en medicamentos, prácticas médicas y honorarios es  imposible de afrontar con los recursos genuinos de los trabajadores. Enfatizamos tanto en la necesidad de disponer de los fondos que retiene el Estado nacional- ya que los mismos permitirían brindar mejores prestaciones- como en la actualización a valores reales de las cápitas que se reciben de PAMI por la atención de los jubilados”.

El documento contiene varios párrafos propositivos, con medidas tendientes a dar vuelta positivamente la situación de los trabajadores. Por ejemplo “el Control del Ingresos de Importaciones sumando  una Ley que permita la sustitución progresiva de las mismas, lo que redundaría en mayor trabajo genuino para nuestros compatriotas”, un Banco de Desarrollo Productivo “en el orden nacional que permita el acceso de las  Pymes a créditos a tasas bajas y financiación extensa”. Y finalizan con la “exigencia de la pronta reactivación de la obra pública que permite no solo mejorar la calidad de vida de aquellas comunidades a las que va dirigida, sino también la generación de fuentes de trabajo genuinas,  en forma directa e indirecta”. No detalla si lo que se exige es que el gobierno ponga en marcha los mecanismos tendientes a la prosecución de las obras, en forma independiente de las causas por corrupción que afrontan los contratistas.  Y finaliza remarcando que, de no tomar estas medidas, “ la deriva de los acontecimientos solo nos llevará al naufragio nacional.

 

La Columna Vertebral, periodismo a la gorra. Echá una moneda