Despidos por persecución de género en la Municipalidad de San Miguel

La semana pasada fueron despedidas dos trabajadoras de la salud. Se trata de la asistente social Cecilia Ayala que desde hace tres trabajaba en el Centro de Salud Dra. Marta Antoniazzi (Barrio Sarmiento), y la obstétrica Carina Luchetti, quien se desempeñaba en el Centro de Salud Cándido Castelo de Barrio Cuartel II con una antigüedad de 14 años en el municipio.

«Denunciamos la persecución ideológica y los despidos que el Intendente Jaime Méndez, con el aval político de Joaquín de La Torre, Ministro de Gobierno de María Eugenia Vidal, está llevando a cabo con las trabajadoras de la salud, que garantizan los derechos sexuales, reproductivos y no reproductivos de la población de San Miguel, el distrito con mayor cantidad de casos de sífilis en toda la provincia de Buenos Aires y que no distribuye preservativos para frenar esta enfermedad por razones religiosas que nada tienen que ver con la ciencia ni con la ley. Respetamos todas las creencias pero no por ello la política pública debe ser hundirnos en la ignorancia y las enfermedades de transmisión sexual», expresa el comunicado firmado por la Red Nacional de Profesionales de la Salud por el Derecho a Decidir; Colegio de Trabajadorxs y/o Asistentes Sociales – Distrito San Martin;
Campaña Nacional Contra las violencias hacia las mujeres; Mujeres al Oeste;
La Victor Choque de ATE Moreno y la Asociación de Profesionales del Primer Nivel de Atención – CICOP Seccional Morón- concluye:

Un cartel con la leyenda «Ni una Menos, Vivas nos queremos» colocado en el Centro de Salud donde trabajaba Cecilia Ayala fue el primer motivo de despido esgrimido por el subsecretario de salud,  Dr. Diego Lambert:  la senadora nacional María Belén Tapia consideró en su recorrida que el mensaje era “incoherente” con la política del municipio. Para el Dr. Lambert eso significaba que no estaba «a favor de la vida».

En el caso de Carina Luchetti, quien denunció situaciones de violencia obstétrica, explicaron que «el Dr. Pittaro no podía trabajar con ella”. El Dr. Alejandro Pittaro es Jefe del Programa Materno Infantil del Primer Nivel de Atención y es quien lleva adelante, en primera persona, en el Hospital Larcade, la Consejería Guadalupe para coartar derechos sexuales reproductivos y no reproductivos. Se destaca que el Dr. Alejandro Pittaro, ha explicitado en la presentación de la política pública llamada “consejería Guadalupe” que el objetivo de la misma es evitar más “muertes de bebés”. Entre sus fundamentos, afirmó: “… durante el año 2017, la maternidad Estela de Carlotto había realizado 63 Interrupciones Legales del Embarazo (ILES) a mujeres con domicilio en San Miguel”, es decir, que la Consejería Guadalupe, tiene como principal tarea violentar una ley de casi 100 años de antigüedad, persuadiendo a las mujeres, lesbianas y trans gestantes a renunciar a su derecho de interrumpir legalmente un embarazo ¿Qué pasa si decide no renunciar a sus derechos? El Estado Municipal de San Miguel las deja a merced de la clandestinidad .

No es la primera vez que la política de salud de la Intendencia de San Miguel refleja una clara discriminación contra quienes trabajan junto a las mujeres del barrio para mejorar y prevenir en lo que a sanidad de género se refiere. En mayo,  Silvana Rodriguez fue despedida por articular junto con la médica generalista del equipo, una ILE (interrupción legal del embarazo) Causal Violación con la Maternidad Estela de Carlotto.

 

La Columna Vertebral, periodismo a la gorra. Echá una moneda