Despidos: así entramos a Diciembre

Ya con todas las repercusiones del G20 llegando a su fin, toca volver a la dura realidad que enfrentan los trabajadores argentinos.
El último mes del año comenzó, como viene sucediendo hace un tiempo largo, con nuevas olas de despidos. La fábrica Navegante, de San Luis, despidió a 40 obreros debido a la baja producción en los últimos meses. El delegado Pablo Alaniz confirmó que «hace 45 días que hay un bajón laboral que hemos notado. No había ventas. El dueño venía manifestando que iba a haber despidos. Además, hay otro problema: no hay plata para la indemnización». No se descarta que, de seguir los malos números, el dueño decida cerrar por completo la planta, en la cual hay más de 200 trabajadores.

La crisis afecta a todas las regiones. En esta caso, Mar del Plata sufrió el cierre de la confitería Piazza, una de las más tradicionales de la ciudad. El negocio dejó de funcionar tras varias décadas activo y dejó a 20 trabajadores en la calle. Si bien varios locales se mostraban afectados por la crisis económica, el secretario del sindicato de Alfajoreros, Pasteleros, Pizzeros y Heladeros, Carlos Vaquero, se mostró sorprendido por la decisión, dado que el negocio había funcionado normalmente el día anterior y los trabajadores no habían recibido ningún tipo de aviso.

Por su parte, ATE Río Negro denuncia casi 100 despidos de brigadistas de parques nacionales, 19 de ellos cesanteados en Nahuel Huapi y otros 75 en diversos parques del país. Esta ola de despidos se da en el inicio de la temporada de incendios, época de mayor actividad para este sector de trabajadores. Además, el sindicato reclama el pase a planta permanente de los 940 empleados de la Administración de Parques Nacionales para que no sean víctimas de la inestabilidad laboral.

En Junín, los dueños de la fábrica de plásticos Induspol anunciaron el último día de noviembre el cierre de la planta con el consecuente despido de sus 37 empleados. Todo fue dicho de manera informal. Todavía no llegaron los telegramas por lo cual permanecen en espera en la puerta del trabajo. Tienen sueldos atrasados y los patrones sostienen que no podrán pagar las indemnizaciones. Rubén Moyano, dirigente gremial de los empleados del sector de plásticos, señaló que en el Ministerio de Trabajo le advirtieron que se mandarían los telegramas correspondientes, sin embargo se encontraron con una nota pegada en la puerta y firmada por dos socios, Regés y Ravazzano. Julio, uno de los despedidos, explicó al diario La Verdad de Junín: “estamos a la espera de los dueños, que no se presentan. Creo que si tuvieran un poquito de sangre podrían venir a hablar con nosotros. La nota que nos dejaron no tienen ninguna validez. Creo que el Delegado del Ministerio de Trabajo que asesora a la empresa lo está haciendo muy mal”

Santa Fe. El ajuste de presupuesto y el parate de la obra pública empieza a sentirse en el gremio de la Construcción. La Uocra seccional Santa Fe denunció el despido de 16 trabajadores que estaban construyendo una escuela en la localidad de Rincón. Estaban empleados por la empresa Ashoka Construcciones S.A. Se desconoce cuál será el destino de los trabajadores ni el de la escuela primaria N° 16 “Fray Francisco de Paula Castañeda”. El sindicato espera que el Ministerio de Trabajo provincial pueda encontrar alguna solución. 

 

La Columna Vertebral, periodismo a la gorra. Echá una moneda