La peor Navidad: despidos y suspensiones de ésta semana

CABA. La Cooperativa de Trabajo EL ADOQUÍN perteneciente a la CTEP, resiste al desalojo que anuncia el gobierno de la ciudad de los puestos de la Feria de San Telmo gracias a los cuales viven  400 familias. El Ministerio de Espacios Públicos y el Ministerio Público Fiscal pretenden sacar a los artesanos de la calle Defensa entre el Independencia y Carlos Calvo. Varios dirigentes gremiales y sociales anticiparon su apoyo a la lucha que lleva adelante el Adoquín desde hace 12 años. 

Chivilcoy. La fábrica Paquetá, proveedora de Adidas, anunció el cierre definitivo de la planta de Chivilcoy. Son 397 los trabajadores despedidos. La empresa llegó a tener 1.500 empleados, hace dos meses eran 800 y hoy pierden los casi cuatrocientos que quedaban. La apertura de importaciones es la principal causa de su quiebre, tenían contrato exclusivo con Adidas a quienes le realizaba el calzado terminado. Ya no recibe más pedidos. 

Salta. Los trabajadores de Refinor declararon un paro por tiempo indeterminado luego de que el Ministro de Energía de Nación Javier Iguacel anunciara que dejaba de comprar 5 millones de metros cúbicos de gas a Bolivia que se procesaban en Refinor para comercializar en las provincias del Norte argentino. El Sindicato de Petroleros de Salta y Jujuy denunció que esa decisión sentencia a la desocupación a los 500 empleados de la firma. El cierre de la empresa provocaría el fin de varias Pymes que eran sus proveedoras.

Misiones. La fábrica de madera terciada Henter, de Montecarlo, suspendió por quince días a partir del 24 de diciembre a sus 134 empleados por falta de demanda. Ya habían hecho reducción horaria y esta nueva medida puso en alerta a los trabajadores que citaron a sus representantes gremiales para estudiar la situación. 

 

En El Dorado, este martes 150 trabajadores de la fábrica de  calzados Dass llegaron a marcar tarjeta como todos los días y se enteraron que estaban despedidos. La firma Dass, de capitales brasileños, no se incomodó siquiera en mandar un telegrama. La reacción fue inmediata: ocuparon la fábrica. 

 

 

Chubut. La empresa pesquera Agropez envió 210 telegramas anunciando un adelantamiento de las vacaciones hasta el 10 de enero. La actividad se mantiene paralizada. Entre los perjudicados hay trabajadores de la industria de alimentos y marítimos. El lockout coincide con un conflicto por la firma de la paritaria con el SOMU que exige un 80% sobre el valor del langostino y la empresa se niega a pagarlo en lo inmediato. Los marineros iniciaron un acampe en la puerta de la planta de Rawson y comenzó un acampe en el lugar.

Entre Ríos. La fábrica Longvie decidió suspender a los trabajadores de su planta de Paraná, manteniéndoles el 75% del sueldo ante dificultades económicas para hacer frente a sus obligaciones. Una de la tantas Pymes proveedoras del gigante de los calefones y cocinas, con 50 obreros, se ve al borde del cierre. 

 

Corrientes. La industria textil “Tipoití” de la ciudad danunció la suspensión de sus 700 trabajadores desde el 22 de diciembre hasta el 4 de febrero. Les mantendrá un sueldo del 75%. El secretario general de la Comisión Interna, Gustavo Bravo, se declaró triste y preocupado porque ignoran qué va a pasar con la empresa después de esa fecha. 

 

Pcia de Buenos Aires. La empresa de maquinarias Finning CAT anunció el despido de 35 de sus 108 trabajadores de la planta de Tortuguitas. En noviembre del año pasado había presentado un Preventivo de Crisis. Los trabajadores que la crisis es falsa ya que el año pasado obtuvo una ganancia de 40.597.443 de dólares y el anteaño pasado un poco más de 20 millones.

 

 

La Columna Vertebral, periodismo a la gorra. Echá una moneda