Inicios de 2019 sin agua ni luz ni trabajo. Postales argentinas

Santa Fé. El diario La Capital de Rosario difundió el domingo 30 de diciembre el comunicado de un grupo disidente de la Cámara de la industria de Firmat en el que describen la grave situación económica de la región responsabilizando a políticos y empresarios. También advierten sobre la posibilidad “de que se pierdan a la brevedad 400 puestos de trabajo” con consecuencias “impredecibles” para los próximos 3 o 4 meses y se declararon en alerta. El sur santafesino no tuvo tregua. Ese mismo domingo el cielo se cayó sobre Firmat y alrededores provocando evacuados y pérdidas cuantiosas para la ciudad. “Nunca antes Firmat había sufrido una tormenta tan fuerte y atípica como ésta que atravesó distintas franjas” declaró el Sec. de Planeamiento Urbano. La tormenta dejó de ser una alegoría presidencial para cobrar cuerpo y magnitud.

Misiones. Resulta difícil imaginar a Iguazú sin agua. Allí donde las cascadas son cataratas y se unen los grandes ríos del sur, la población pasó el fin de año con dificultades para abastecerse de agua potable. Las autoridades explicaron “que hubo una baja de tensión en la planta” y se redujo la producción en un 30%. Con cuarenta grados de calor, los vecinos salieron a quejarse el día antes de la fiesta. También es paradójico que El Dorado, nombre elegido por los alemanes, polacos, holandeses o suizos que fundaron la ciudad a principio del siglo pasado imaginando un brillante porvenir, en un territorio fecundo por donde se lo viera, se encuentre al borde del colapso. Los vecinos llamaron a un cacerolazo autoconvocado para el último viernes del 2018. A la falta de agua se le sumaban los cortes de luz de la Cooperativa Eléctrica de El Dorado y el despido de 175 personas de una de las mayores empresas de la zona, la fábrica de calzado Dass. En tanto, la Asociación Civil de Productores Yerbateros del Norte Misionero anunció que si no acordaban un aumento de salario ya, en marzo no iniciaban la cosecha. Su presidente, Julio Peterson, declaró que “la situación económica del trabajador está complicada y 2.350 pesos es una burla de la Nación al trabajador que puso el lomo por la interzafra”. La tierra prometida pasó el fin de año sin agua ni luz ni trabajo.

Tierra del Fuego. Curioso salvataje en medio de la crisis. La empresa de electrodomésticos Foxman pudo retomar su producción en la última semana del 2018 gracias a los insumos que le compró a la planta de Audivic, otra fábrica de aires acondicionados que gracias a la venta pudo pagar parte de la deuda con sus trabajadores a quienes no les pagaba desde hace meses. El enroque fue posible gracias a la mediación de la Comisión del área Aduanera que autorizó la exportación de los 1500 splits que piensa producir. Si tuvieran que depender del mercado interno para ubicar la producción estarían en complicaciones. Según la Asociación de Fábricas Argentinas Terminales de Electrónica, la caída en el poder adquisitivo de los consumidores provocó una disminución en las ventas del 16% interanual. Cifra que implica 70.000 acondicionadores de aire menos. Federico Hellemeyer, presidente de AFARTE, sostuvo que 2018 fue «un año difícil para todos los sectores de la economía, particularmente los que dependemos del mercado interno». Lejos de imaginar una mejoría en el año que comenzamos prevén que la caída interanual del 2019 será del 19%. El año nuevo también tuvo a los empleados de comercio de los Supermercados La Anónima haciendo piquetes en la ruta luego de que suspendieran a 19 trabajadores por realizar un paro exigiendo el bono de fin de año actualizado.

La Columna Vertebral, periodismo a la gorra. Echá una moneda