Mar del Plata al rojo shock. Cierres, paros y conflictos en La Feliz

Una temporada complicada en la costa. Los que llegaron en los primeros días de enero, se encontraron una ciudad cubierta de basura por un paro de empleados municipales que llevaba diez días y a los guardavidas al borde del paro. Intervino el Ministerio de Trabajo, dictó la conciliación obligatoria, y hubo una tregua para el turismo.

En la segunda quincena de enero la cosa no mejoró demasiado. Un protesta de maleteros cerró el ingreso a la terminal de ómnibus exigiendo que se regularice su situación laboral ya que todos están en negro. Caos en las calles, familias enteras acarreando sus bolsos y valijas en las inmediaciones de la terminal.

 

En el día de hoy, el diario La Capital informa que peligra es servicio de colectivos urbanos. La Unión Tranviarios Automotor (UTA) recibió este lunes una nota de la Cámara de dueños del transporte público en la que su presidente, Juan Inza, les advierte que la tarifa vigente torna imposible la continuación en el cumplimiento del acta acuerdo salarial” y que “hasta no contar con una readecuación tarifaria que propenda a la prestación de un servicio de transporte lógicamente sustentable desde el punto de vista económico, procederán a la liquidación de los futuros haberes conforme la escala salarial vigente al momento de la negociación paritaria anterior”. Entre tanto, el aumento del boleto se está tratando en la legislatura local y la movida empresaria se lee como una presión para acelerar el trámite. 

Y como si ésto fuera poco: desembarcó Uber y se armó la gorda. Taxistas y remiseros expresaron su repudio masivo y el intendente decidió controlar más de lo normal: hoy se secuertraron cuatro autos-uber, que se suman a otro dos del fin de semana.

 

Por la noche los chicos ya no podrán ir al clásico boliche Sobremonte, de Constitución al 6.000. Después de 47 años contínuos de exitosa actividad, su dueño anunció que debía bajar las persianas por el precio de los servicios.Este mes le llegaron $160.000 pesos y luz y 80.000 de agua.

En la misma ciudad, terminó la ocupación de la histórica confiteria Boston. Por la madrugada, cien efectivos de la policía se presentaron con una orden de desalojo de la justicia. Solo dos trabajadores hacían guardia en el local y decidieron retirarse. Le deben salarios desde el año pasado, aguinaldo, indemnización. Quedaron definitivamente en la calle.

Si los turistas no la pasaron bien -el tiempo tampoco acompañó- los marplatenses no están mejor. Frente a la posibilidad de despidos, la seccional de la UOM aceptó que la empresa Zanella pagara el 55 % del sueldo bajo el compromiso de no realizar despidos hasta marzo.

Los “Sin Techo” marcharon como todos los 15 de enero por el centro de Mar del Plata. La ciudad Feliz que no es tan feliz. Ese día se celebra en la ciudad el Día de la lucha por el acceso a la Tierra y la Vivienda Digna en conmemoración de la recuperación de un terreno abandonado en donde se construyo el barrio El Martillo, hace ya diez años. Por la tarde realizaron un festival en la rambla de los Lobos en donde tocaron bandas como los pibes del Barrio Pueyrredón y su Cumbia Rebelde y hablaron referentes de los Sin Techo, del Frente Patria Grande y Juan Grabois, entre otros.

No es la única protesta que llegará a las playas. El movimiento de Mujeres y Diversidad de Mar del Plata el colectivo local convoca a una movilización este miércoles 23 a las 18 en La Rambla. Luego marcharán a la municipalidad para exigir acciones concretas para frenar la ola de femicidios que en los primero días de enero ya acabó con la vida de 12 mujeres en el país.

La Columna Vertebral, periodismo a la gorra. Echá una moneda