La crisis no se toma vacaciones: febrero de despidos

Incluso cuando algunos trabajadores disfrutan unas merecidas vacaciones, otros sufren la angustia de un despido o esperan que no llegue el anunciado telegrama.

Por una parte, denuncian que ya son 37 los despedidos en Editorial Atlántida, empresa que publica revistas emblemáticas como Billiken, la cual se quedó sin redactores y cuya continuidad está en duda. Trabajadores de SiPreBa protestaron frente a la puerta de la editorial y denunciaron que se trata de «despidos masivos disfrazados de despidos individuales con causas individuales». De esa manera, la empresa no le paga indemnización a los trabajadores despedidos, quienes en su mayoría tienen más de 10 años de antigüedad.

Fate, la principal fabricante de neumáticos del país, tampoco es ajena a la delicada situación. Tras solicitar la apertura de un procedimiento preventivo de crisis en la Secretaría de Trabajo, la empresa presentó un informe donde evalúa la posibilidad de despedir a 430 trabajadores. Desde la cartera de Trabajo detallaron que el próximo 21 de febrero se realizará una audiencia para intentar llegar a un acuerdo entre representantes de la compañía y el gremio.

En Córdoba, la metalúrgica Acerfor anunció el despido de 19 empleados por la baja de contratos de servicio con Arcor. Carlos Guevara, dueño de Acerfor, explicó que los tratos con Arcor generaban «el 99% del trabajo», y que sin ellos los trabajadores deben ser cesanteados. A pesar de que se espera una audiencia, los representantes empresarios dieron casi por cerrado el tema y el despido de los empleados sería inevitable.

La lluvia de inversiones nunca llegó, y de hecho son más las que se van que las que vienen. VF Corporation, dueña de marcas como Wrangler y Lee, anunció que deja el país por la caída del consumo en la industria textil. Su nuevo destino será Brasil y Chile, lo que dejará unos doscientos argentinos sin trabajo. En un comunicado, la compañía explicó que buscan «lograr modelos de negocios más eficientes en cada una de las regiones donde operan».

En Florencio Varela, doscientos empleados de la empresa de seguridad CODECOP quedaron en la calle, denunciaron el vaciamiento de la firma y exigieron la intervención de autoridades nacionales en el caso. Rubén Galupo, apoderado de CODECOP, explicó que la firma tiene las cuentas embargadas y que Diego Zevallos, el dueño de la compañía, se encuentra prófugo de la justicia. Un panorama no muy alentador para los empleados, quienes realizaron una presentación ante el Ministerio de Producción y Trabajo Nación.

La cristalería «El progreso» de Quilmes anunció que cerrará sus puertas debido a los tarifazos de gas que llegan a los 3 millones de pesos mensuales. La medida impacta a 210 empleados. Marcelo Ebert, uno de los trabajadores afectados, declaró que «no sabe qué será de ellos». «No queremos dejar de pagar la deuda que tenemos, pero no podemos enfrentar el problema».

Desde la UOM de Tierra del Fuego denunciaron que la empresa de tecnología BGH tiene un plan que podría dejar sin trabajo a unos 1500 trabajadores. En lo inmediato, esta medida afectaría a 435 empleados en Rio Grande, pero desde la UOM advierten que el plan de la compañía es cesantear a un total de 1500. A esto se suma un cese de la producción para marzo y abril, anunciado por la misma empresa. 

La Columna Vertebral, periodismo a la gorra. Echá una moneda