Delegado de COTO fue atacado por una patota tras denunciar casos positivos en el local de Retiro

Héctor Castro, delegado de Coto Retiro, fue atacado por una patota durante la tarde del jueves luego de que denunciara que había dos casos positivos de COVID-19 en la sucursal, donde no se realizaron tareas de desinfección ni se aisló a los 30 posibles contagiados.

Delegados/as y trabajadores/as autoconvocados de COTO emitieron un comunicado en el que acusaron del ataque a «la sociedad anti-sindical que comandan Alfredo Coto y Ramón Muerza».

Los empleados indicaron que luego de que Castro denunciara los casos de coronavirus y la falta de cuidados en la sucursal de Retiro, «un nutrido grupo de patoteros a las órdenes del carnero Jonathan Soriano amenazó de muerte a Castro».

Consultado por La Columna Vertebral, Mario Amado, titular de la agrupación sindical La Voz de Comercio, sostuvo que repudia «cualquier intromisión en la vida sindical de cualquier delegado».

La Columna Vertebral, periodismo a la gorra. Echá una moneda