¿Dónde está Luis Espinoza?

Este miércoles, nueve efectivos de la Policía de Tucumán y un civil fueron detenidos por la desaparición de Luis Espinoza, quien fuera visto por última vez el viernes pasado tras un operativo de esa fuerza de seguridad en la ciudad de Simoca.

Testigos aseguran la última vez que vieron a Espinoza estaba siendo golpeado por policías, quienes terminaron subiéndolo a una camioneta Cangoo gris perteneciente a uno de los efectivos.

Tras varios días de búsqueda y rastrillajes, la fiscal 1 del Centro Judicial Monteros, Mónica García de Targa, ordenó la detención de los efectivos. Espinoza era un trabajador rural. El pasado viernes se encontraba a caballo junto a su hermano Juan mientras se dirigían a la casa de su madre. En el trayecto, se detuvieron a observar un festival de carreras cuadreras, pero minutos después llegó personal de la comisaría local y se generó un incidente.

Espinoza cayó del caballo y los efectivos comenzaron a golpearlo al igual que a su hermano, quien asegura haber escuchado tiros y ver cómo Luis era arrastrado hacia el monte. Los policías aseguran que se presentaron en el lugar porque se estaba violando la cuarentena, y simplemente lanzaron disparos al aire para calmar a los exaltados.

Por otra parte, el subcomisario Cristian Valenzuela, indicó que Espinoza «pudo haberse asustado al llegar los efectivos y tomó hacia el monte, donde puede que se haya perdido. Es otra de las hipótesis”. Sin embargo, familiares y conocidos de Luis aseguran que se trataría de una situación poco probable, dado que conoce muy bien la zona y el monte porque allí viven y trabajan.

Cinthia Campos, abogada de la familia de Espinoza, aseguró que en los rastrillajes se han utilizado dos perros, uno de los cuales se detuvo en una mancha «que creemos que es de sangre». «El perro se detiene ahí y no avanza hacia otros sectores. Se lo intentó hacer avanzar a otro lugar pero se vuelve. Esto significa que vuelve al lugar donde está la mancha, por eso es que nosotros presumimos que Luis Espinoza fue levantado en ese lugar», explicó la letrada.

Por otra parte, Campos reveló que uno de los policías involucrados ya tenía antecedentes en casos de violencia policial. «Ayer tome conocimiento de eso. No sabía nada. Fue a través de una comunicación telefónica con el defensor de la familia que los había acusado en el año 2018 de haber golpeado brutalmente a un joven de Simoca de 20 años. Luego de los golpes este muchacho falleció», indicó. Por último, la abogada confirmó que «el disparo existió. El señor Juan Antonio lo escuchó y fue en dirección a donde estaba su hermano. Y esto fue mucho después de que se desalojara esta cancha donde estaban haciendo la carrera».

Juan Antonio, hermano de Luis, sostuvo que perdió «toda esperanza de que mi hermano esté vivo», pero pidió que «todo el país sepa que Luis está desaparecido»

La Columna Vertebral, periodismo a la gorra. Echá una moneda