«A la Pyme se le exige una competitividad que no se le exige a los grandes»

Guillermo Freund, director de Probattery y presidente de la Cámara Argentina de Industrias Electrónicas, Electromecánicas y Luminotécnicas, dialogó con La Columna Vertebral sobre el rol de las PyMes en Argentina, los problemas de percepción de aquellos que creen pertenecer a otro sector «y terminan votando a Macri», y las politicas implementadas por el gobierno para ayudar a las pequeñas y medianas empresas

LCV: ¿Cómo fue este año, cómo fue la exigencia, la presión para poder abastecer a sanatorios, a hospitales públicos y privados y lograr esto, que según dicen, no faltan respiradores en Argentina?

-No faltan, de hecho yo creo que hasta este momento las fábricas están con stock para poder proveer más. En Sudamérica hay tres fábricas de respiradores, dos están en Córdoba y la otra en Sao Pablo. Cuando ellos el quince de marzo más o menos llaman a sus proveedores, entre los cuales estamos nosotros, para decirnos que necesitaban diez mil baterías o algo así, cuando habitualmente estábamos hablando de dos mil por año, nos encontramos con un desafío muy grande porque primero los insumos de industria electrónica en general no se producen en el país, son esencialmente fabricados en Oriente, algo en Estados Unidos pero principalmente en Oriente, y en el mismo momento que nosotros en Argentina podíamos necesitar insumos o materiales para fabricar respiradores esto estaba pasando en todo el mundo a la vez. En nuestro caso con las baterías pudimos rápidamente conseguir los insumos en Oriente, que estaba China recién abriendo sus actividades después de su propia cuarentena. Ahí lo primero que pudimos hacer fue asegurarnos los inventarios en origen, cuando la mayoría de nuestros proveedores de componentes, por lo menos cuando supieron que era para respiradores, nos dieron prioridad; y después el segundo problema fue traerlos, porque necesitaban las baterías para principios de mayo así que había que traerlas por avión.  Eso fue un desafío fuerte. 

«NOS PIDIERON DIEZ MIL BATERÍAS CUANDO HABITUALMENTE PIDEN DOS MIL»

LCV: ¿Ahora estás en condiciones de exportar a los países limítrofes?

En el mes de abril el gobierno, como todos los gobiernos del mundo, prohibieron la exportación. Mejor dicho, no es que la prohibieron sino que exigieron el pedido de autorización. 

LCV: Es más una prioridad en lo logístico.

Sí, Alemania lo hizo en marzo, no es que fue una locura del gobierno argentino. Tampoco es que estuvieron totalmente prohibidas sino que había que pedir permiso para poder exportar ciertos equipamientos o productos críticos. Había órdenes de compra previa, en general con los países de la región. Nosotros no lo exportamos, somos proveedores de un subcomponente, de una parte del equipo, pero hablando con el dueño de una de las empresas ya en el mes de julio algunas autorizaciones de exportación tuvieron y a partir de julio y agosto ya pudieron exportar normalmente.

LCV: Para vos, ¿qué lugar tienen las pequeñas y medianas industrias en la economía del país?

Una pregunta demasiado amplia, así que voy a tratar de hablar sobre el sector que más conozco. En realidad las pymes por definición tenemos un musculo desarrollado para poder tener reflejos rápidos, tanto para crecer como para decrecer. Por supuesto que es un sector estratégico que se tiene que complementar con el grande: no existe un sistema industrial que sea de grandes o solo de pymes, los sistemas exitosos tienen los dos ecosistemas interactuando, obviamente quizá con reglas menos monopólicas como en Argentina donde las pymes muchas veces, sobre todo las metalúrgicas que conozco, se ven obligadas a trabajar con insumos monopolizados por una o dos empresas que no suelen ser muy… competitivas.

LCV: Generosos.

Más allá de generosos, ninguno es generoso, las pymes tampoco, no hay nadie generoso.

LCV: Qué optimista lo tuyo.

Hay un interés prioritario en la actividad empresarial que es la plata, ahí hay algo que puede ser más o menos cooperativo pero en general es bastante individual a punto tal que la mayoría de empresarios pymes no solo no son conscientes de su rol sino que creen pertenecer a un sector al que no pertenecen y terminan votando a Macri. Los mismos que se perjudican, que también tuvieron que resistir, lo votaron. El problema que hay con las grandes empresas y las pymes hace que muchas veces la rentabilidad esté acotada, porque se le exige a la pyme un modelo de competitividad que no se le exige a los grandes. Cuando a nosotros nos dicen que esta actividad no amerita ser protegida porque no es competitiva, vos te das vuelta y te das cuenta que todas las grandes empresas de productos y de servicios tampoco son competitivas, y sin embargo nadie pone en tela de juicio que el acero se haga en Argentina. Se tiene que hacer en Argentina, y sin embargo es mucho más caro que el chino.

Muchos empresarios pymes se sienten identificados con Roca y se sienten hasta agredidos por los sindicalistas cuando en realidad debería ser al revés. La situación de las organizaciones gremiales empresariales es bastante paradójica porque muchos de los dirigentes empresarios tienen una identificación con un modelo que los perjudica. 

«muchos  dirigentes empresarios tienen una identificación con un modelo que los perjudica»

LCV: Ayer recibí una noticia que decía que desde octubre se entregaron más de 221 mil millones de pesos en créditos para inversiones pymes. ¿Vos cómo ves la política en este sentido de apoyar a las pymes que está teniendo el Ministerio de Producción?

Más allá de la opinión personal que tengo de Matías y de todo el equipo o del Banco Nación, que tengo una identificación fuerte con todos ellos, creo que es una política absolutamente acertada. De hecho, Nación financió a Vicentin en 300 millones de dólares y perdió plata durante los cuatro años de Macri. El primer año de gestión de Hecker el Nación pasó a ser el principal banco en créditos para industria para el sector pymes, en créditos personales, y gana plata. No resiste mucho análisis, parece que este es el camino. Con el Ministerio de Producción, desde la Cámara y ya no como Probattery, estamos haciendo varios proyectos que están vinculados con el desarrollo de ecosistemas y de sectores que existiendo tienen que reabrirse, o sectores que hasta ahora eran inexistentes. La política que está llevando adelante el Ministerio de Producción para nosotros es la ideal. Obviamente hay infinidad de problemas, cosas que todavía no terminan de estar resueltas, cada sector o cada subsector quiere algo que por ahí puede obtener, o todavía no puede tener, o no lo va a obtener, pero el circulo es virtuoso definitivamente.

La Columna Vertebral, periodismo a la gorra. Echá una moneda

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here