Cierra una tradicional distribuidora de cine nacional

Distribution Company, la más antigua e importante distribuidora de cine independiente de los últimos años, cerró sus puertas dejando en evidencia la crisis de la industria cinematográfica y artística del país. «Me cansé. Me ganaron el pochoclo y el doblaje. Hoy el negocio del cine no son las películas, son las golosinas y las gaseosas» señaló con melancolía Bernardo Zupnik, legendaria figura del cine independiente argentino que a lo largo de cincuenta años apostó a películas como ‘La Tregua’ o ‘El secreto de sus ojos’.

Gracias a Distribution Company también han llegado a las salas del país films internacionales de arte, títulos que en la actualidad escasean y figuran cada vez menos en las carteleras. Un estudio de la distribuidora CineTren consignó que, en 2017, las cinco filiales de los estudios grandes de Hollywood se adueñaron de casi el 75 por ciento de las funciones cinematográficas, dejando con el 25 por ciento restante a las distribuidoras independientes.

La Columna Vertebral, periodismo a la gorra. Echá una moneda