Metrovías despidió a tres metrodelegados y suspendió a 171 trabajadores

La empresa Metrovías despidió a tres metrodelegados por «persistencia de estas situaciones que agravaron algunas de las sanciones aplicadas», según informaron minutos antes de que se liberaran los molinetes ayer martes como medida de protesta.

Los trabajadores despedidos son un delegado gremial y dos miembros de la Comisión Directiva de la Asociación Gremial de Trabajadores del Subterráneo y Premetro. La agencia de noticias NA informó que se trataría de un conductor de la línea B, un guarda de la línea A y un oficial de Mantenimiento de Instalaciones Fijas.
Los telegramas de despido fueron acompañados por 171 suspensiones.
El conflicto se desata en días en los que varias partes se disputan la concesión de la empresa. Según trascendió, la red de transporte público de Londres está interesada en tomar control de los subtes porteños. El diario The Guardian publicó que Boris Johnson, Secretario de Relaciones Exteriores del Reino Unido, planteó la oferta a funcionarios argentinos, quienes la están evaluando.
CAMBIEMOS Y UN SERVICIO «ESENCIAL»
Pero los trabajadores de Metrovías no sólo están luchando contra la empresa. Ahora es Cambiemos quien se suma al conflicto, con la activación de una comisión interna del Ministerio de Trabajo que se encargará de definir si el servicio de subtes es «esencial», lo cual restringiría el derecho a huelga.
Esta comisión de garantías esta formada por gente allegada al gobierno o a Armando Cavallieri, líder del sindicato de Comercio y aliado de Mauricio Macri y Jorge Triaca.

La Columna Vertebral, periodismo a la gorra. Echá una moneda