En picada: trabajadores al borde del precipicio.

Breve reseña sobre empresas despidos, cierres y suspensiones de la última semana.

Pelotas de Bell Ville. Un pueblo cordobés que fue denominado como “capital nacional de la pelota de futbol” el año pasado, corre riesgo de extinción de su principal industria. Fue allí, en Belle Ville, donde se inventó en 1931 la pelota moderna, sin cordón de cuero y con válvula de aire. La apertura de importaciones provocó la caída del 80% de su producción. Una docena de fábricas locales corren serios riesgos y afectaría a buena parte de la población del pueblo que se muestra orgulloso de ser creador de un clásico argentino.

 

Rosario. 350 comercios bajaron las persianas en el centro. Tal como informa el diario La Capital, un relevamiento realizado entre las calles San Lorenzo, España, Pellegrini y San Martín, detectó alrededor de 350 comercios cerrados. Más del doble de los que había contabilizado una semana atrás el Centro Unión de Almaceneros de Rosario

Paty y frigoríficos de la misma línea anunciaron 200 despidos en Río CuartoEl grupo brasileño que compró distintas marcas del rubro, BRF, confirmó el despido de 200 empleados de su frigorífico en Río Cuarto. Otra de sus plantas, Avex, ubicada en Córdoba, anunció que despedirá a 160 personas de su nómina estable y no renovará los contratos a otros 40 trabajadores. Ya habían sufrido el ajuste en su personal otras marcas de BRF como Quickfood, de Baradero, que en el verano pasado despidió a 180 trabajadores y llevó adelante un plan de retiros voluntarios para el resto del personal.

Alfajores La Nirva. Lomas del Mirador, Buenos Aires. Los trabajadores de la tradicional alfajorera se declararon en paro hasta cobrar el medio aguinaldo y el salario de junio. También denunciaron la propuesta de la empresa de empezar a pagar la mitad del sueldo en negro. La Nirva fue comprada hace poco por el Grupo Blend, quien ya habría fundido la alfajorera Amaratotto.

 

Ingenio San Juan. 400 trabajadores en riesgo. El Ingenio San Juan, de la provincia de Tucumán,mantiene una deuda millonaria con la empresa de Gas del Norte lo que le impide comenzar con la zafra. A pesar de la falta de pago de los sueldos, los trabajadores dejaron todo listo para comenzar la molienda, pero la intransigencia de Gasnor en cobrar sus trece millones no permite su apertura. “Lo único que pedimos es que nos den una oportunidad y que el ingenio muela, si no 400 familias se quedan en la calle y van a marchar a Gasnor”, destacó Sorroza.

Astilleros Río Santiago. Sin ruborizarse, días atrás Macri afirmó que a la empresa de Ensenada, paralizada hace unos meses, había que ‘dinamitarla’. Se trata de una fábrica de barcos que llegó a ser la más grande de latinoamérica, lejos de ayudar a su reactivación, Macri optó por hacerla estallar. Para Martín Esquerra, trabajador de Astilleros Río Santiago en el sector de Soldadura, “Nosotros tenemos la respuesta que es el Ensenadazo, ante cualquier despido vamos a convocar a toda la población de La Plata, Berisso y Ensenada, para defender esta fábrica que fue la más grande de Sudamérica y la más grande de barcos en el país”.

Crisis de la construcción en Río Negro. Un grupo de desocupados de la construcción estuvo cortando la Ruta 22, a metros de la rotonda con la ruta 6, en Río Negro, en reclamo de puestos de trabajo.La sorpresiva medida de fuerza fue llevada adelante por un grupo de unos 40 trabajadores, que se manifestaron con pancartas, banderas y bombos. Dijeron pertenecer a una nueva agrupación y que no se sienten representados por el gremio Uocra, según informó diario Río Negro.

Confitería Boston, Mar del Plata. Los trabajadores de la confitería Boston llevan cuatro meses sin cobrar el sueldo y ya despidieron a 60 trabajadores. Esta semana se reunieron con el intendente Carlos Arroyo para solicitarle alguna intervención en el conflicto. Por el momento, los empleados mantienen tomadas dos sucursales de la tradicional confitería y buscan apoyo para revertir la decisión de los empresarios. Del encuentro participaron trabajadores de La Boston junto a los representantes de los gremios de Gastronómicos y Pasteleros. Hasta ahora se recibieron 60 telegramas de despido, la empresa adelantó que saldrán diez más. Por el momento está parcialmente abierta la confitería de la calle Constitución. Los trabajadores temen que cierren más sucursales.

Ledesma, Jujuy. Ya fueron despedidos alrededor de 50 trabajadores que se suman a otras decenas ocurridas entre diciembre y enero pasado. El gremio pide buena voluntad a la empresa, pero advierte que de no revertir la situación encarará un plan de lucha, tal como advirtió el secretario general del gremio del azúcar, Rafael Vargas. La crisis de los ingenios del norte no logra una solución permanente, ya se han conocido despidos y suspensiones en El Tabacal y San Isidro.

Coca Cola, Pompeya. Debido a una ‘reestructuración’ la fábrica viene realizando decenas de despidos desde hace dos años. Ahora le tocó a su planta planta de Pompeya, en donde está implementando una política de retiros voluntarios que buscaba sacarse de encima al personal de mayor antigüedad. Al mismo tiempo, empezaron a llegar telegramas de despido con el raro ofrecimiento de pagar un 20% mas de indemnización si iban a la fabrica a firmar un compromiso para no realizar acciones legales ni de ningún tipo. Se tema que sea el inicio de una ola de despido mayor.

Audivic, Tierra del Fuego. La UOM de Tierra del Fuego encabezó una semana de lucha en contra del posible cierre de la firma Audivic. De la movilización participaron diferentes gremios en solidaridad con los trabajadores que temen quedar en la calle ante la falta de planificación de futuras producciones. Son 75 las familias cuyos ingresos penden de un hilo. La semana pasada la empresa intentó llevarse materia prima y maquinarias y levantó el alerta de un posible vaciamiento.

Carrefour Lanús. El supermercado Carrefour de Lanús, ubicado en Av. Hipolito Yrigoyen 4435, en plena estación, cierra sus puertas este viernes. Si bien no se conocen exactamente los motivos, los rumores indican que seria por el alto valor del alquiler del local. Empleados y empleadas de la sucursal no saben concretamente cuál será su situación a pocos días del cierre, ya que algunos podrían ser trasladados a otros supermercados, y otros no, lo cual mantiene en una situación de incertidumbre cerca de 40 trabajadores del supermercado. A tres días del cierre, ignoran si podrán conservar su fuente de trabajo. No es el primer local de una cadena importante que cierra sus puertas en Lanús, hace dos meses le tocó a la sucursal de Musimundo ubicada en la avenida 9 de julio.

La Columna Vertebral, periodismo a la gorra. Echá una moneda