Alerta Santa Fé: 250 industrias cerraron este año y hay 200 al borde del quiebre

La ministra de Producción de Santa Fe, Alicia Ciciliani, confirmó que más allá de las 250 empresas que ya bajaron sus persianas en el primer semestre de 2018, hay 200 industrias que presentaron su Proceso Preventivo de Crisis y ponen en riesgo la continuidad laboral de 15.000 trabajadores.

Adelanto de vacaciones, suspensión parcial del personal, cese se producción, es la realidaed que están viviendo miles de obreros solo en la provincia de Santa Fé. El cordón industrial de Rosario es una de las regiones que más está sufriendo esta crisis. No solo las Pymes sienten el embate de la apertura de importaciones y la baja de consumo. Marcas de renombre como Electrolux, General Motors, Honda Guerrero, Helvética de Cañada de Gómez, Síntesis Química de Fighiera, Vasalli de Firmat, Metalsur de Villa Gobernador Gálvez, intentan sobrevivir aplicando respuestas diferentes día tras día.

El presidente de la Federación Industrial de Santa Fe, Guillermo Moretti, coincidió con el lúgubre panorama expresado en los medios locales por la Ministra del gobernador socialista Miguel Lifschitz.

En junio de 2015 eran 40 las empresas que se presentaron en crisis, la cifra trepó en tres años a 244, provocando una caída en cadena del consumo y el aumento proporcional a la quiebra de más industrias y comercios.

Las centrales sindicales del Gran Rosario ya realizaron medidas en conjunto como el paro convocado el 4 de septiembre por la CGT Regional San Lorenzo, la CTA y movimientos sociales. El despido de 49 trabajadores en la Fábrica de Armas de Fray Luis Beltrán terminó de decidir a la CGT en llamar a un paro regional activo. Una jornada en la que hubo cortes de ruta en el accceso a Capitán Bermúdez, Fray Luis Beltrán, San Lorenzo y el Puerto San Martín.

Hasta el momento no hubo respuestas oficiales para intentar paliar la situación. Solo la confirmación de parte de la gobernación sobre el estado de la situación y su previsible agravamiento.

La Columna Vertebral, periodismo a la gorra. Echá una moneda