Cavalieri y Muerza, la justicia dividida ¿habrá elecciones?.

La justicia tiene la palabra en el duelo entre Armando Cavalieri y Ramón Muerza. La semana pasada se conocía un fallo en el que se daba lugar a la apelación de Muerza por irregularidades en la convocatoria electoral del Sindicato de Comercio. Pocos días después, la noticia es la contraria: “El juez Marcelo Martínez Di Giorgi rechazó la denuncia del dirigente cercano al empresario Alfredo Coto de irregularidades en el padrón y dictaminó que es falsa. De esta manera, el comicio se llevará a cabo mañana como estaba previsto.” Consultado sobre este revés judicial, Ramón Muerza le dijo a La Columna Vertebral: “Cavalieri desobedeció a la justicia pero no podemos darle lugar a no participar. Vamos a participar pero es inválida la elección’.

Mientras escribimos ésta nota, llega otra disposición judicial que reitera la suspensión de las elecciones para el 28 por vicios en la convocatoria, esta vez de la Cámara de Trabajo, quien con fecha de hoy y ante la decisión de Cavalieri de que se vote mañana, reitera su invalidez y posibles sanciones si no se cumple con el fallo:

«Lo actuado en otra sede jurisdiccional no es susceptible de incidir en el conflicto que subyace en autos, cuya competencia “ratione materia” es exclusiva de este fuero, tal como lo ha declaro la Corte Suprema de Justicia de la Nación al resolver, con fecha 14 de agosto de 2018, la causa “UNION PERSONAL DE SEGURIDAD DE LA REPUBLICA
ARGENTINA c/MINISTERIO DE TRABAJO, EMPLEO Y SEGURIDAD SOCIAL s7LEY
DE ASOCIACIONES SINDICALES”. Por ello, el TRIBUNAL RESUELVE: Hacer saber a las partes que deben ajustar sus conductas a las resoluciones firmes de autos, bajo apercibimiento de aplicar las sanciones a que hubiere lugar.»

¿Quién es el juez que quiere dar vuelta la banlanza?

Juez Marcelo Martínez di Giorgi

Se llama Marcelo Pedro Hernán Martínez de Giorgi, nació en el 66 y se recibió de abogado en la Universidad Kennedy en 1990. Al año siguiente empezó a trabajar en el poder judicial y en el 2001 fue nombrado Secretario de la Sala II. Su ascenso a juez se dio en tiempos de kirchnerismo, en el 2006 reemplazó a Jorge Urso y en el 2008 también fue subrogante en el juzgado que dejó Jorge Ballestero.

El 13 de julio, el juez Martínez de Giorgi, dió lugar a la denuncia del fiscal Federico Delgado y allanó tres sedes del Sindicato de Comercio. La Nación publicó ese día para poner en contexto la noticia: “ El ministro Jorge Triaca considera a Cavalieri ‘un ejemplo’ para el resto de la dirigencia sindical y recurrió a él tanto para planificar las paritarias moderadas como para trazar la estrategia para aislar a Moyano”.

El juez Martínez de Giorgi fue el mismo que allanó e intervino el sindicato de Canillitas, procesó y embargó a Omar Plaini con 200.000 pesos. El allanamiento ocurrió en el 2017 porque el magistrado sacó a la luz una causa del 2013 en la que una línea interna del sindicato planteaba irregularidades en la elección. En su momento, Héctor Recalde criticó duramente la actitud del juez que no respetaba los fueros de Plaini. En ese momento, el dip. Plaini declaró que ‘en dictadura intervenían sindicatos y decían que venían a sanearlos’.

Una de las causas más calientes que lleva adelante Martínez de Giorgi es la que se lleva a cabo contra Sergio Shocklender y la investigación por la obra Sueños Compartidos. El 10 de agosto de 2016 el juez ordenó la detención de Hebe de Bonafini por no comparecer a las citaciones, cuando se presentó la policía para arrestarla en la ronda de Plaza de Mayo una multitud se interpuso y Martínez de Giorgi fue en persona a la sede de Madres de Plaza de Mayo para tomarle declaración. Hebe de Bonafini se negó a hacerlo y dijo: “Los jueces no son la justicia, ellos responden al poder de turno y más con el de Macri que tiene mucho dinero”.

¿Mañana habrá elecciones en el Sindicato de Comercio?

Los cierto es que si mañana se cumple con el rito electoral, dos listas competirán. A Cavalieri todos lo conocemos, Muerza es una cara nueva en el gremialismo por fuera de su sindicato.

 

La Columna Vertebral estuvo siguiendo las alternativas de este duelo. Entrevistamos a algunos de los candidatos de Unidos Podemos para tratar de conocerlos. Así fue como nos enteramos que Ramón Muerza fue un pibe de la calle que cartoneaba hasta que logró entrar al frigorífico de Coto, allí conoció a un delegado que le explicó sus derechos. Peronista de los de antes, fanático de River, acusado por algunos de ser simpatizante Pro, a lo que responde con una sonrisa: ‘Nada que ver, lo que pasa es que milito en el peronismo de Capital desde hace décadas y conozco a muchos que ahora están en el PRO, en el sindicato solo quiero defender a los trabajadores, Cavalieri es un traidor dispuesto a firmar paritarias a la baja’.

Su acompañante de lista, Ernesto Molina, se declara socialista, inició su militancia gremial en el Hogar Obrero, ahora es delegado en Garbarino. Mario Amado se llama quien figura en la lista para el cargo de tesorero administrativo, tucumano, su primer trabajo fue en la zafra, ahora es delegado de Carrefour y conoce con la precisión de un abogado el recurso de pedir el Preventivo de Crisis: ‘Cavalieri aceptó que el ministerio le otorgara un preventivo de crisis por tres años, es decir, hasta el 2021 vivimos bajo un régimen de flexibilización laboral de hecho’.

Podés escuchar las notas enteras en:

Ramón Muerza, Sec. De Organización del gremio de comercio: http://www.lacolumnavertebral.com.ar/2018/07/26/ramon-muerza-triaca-llama-personalmente-a-empresarios-para-que-ayuden-a-cavalieri/

Ernesto Molina, delegado de Garbarino: http://www.lacolumnavertebral.com.ar/2018/08/27/ernesto-molina-nuestro-desafio-va-a-ser-adaptar-el-gremio-a-las-nuevas-modalidades-de-trabajo/

Mario Amado, delegado de Carrefour: http://www.lacolumnavertebral.com.ar/2018/09/04/mario-amado-el-acuerdo-con-carrefour-fue-la-punta-de-lanza-para-aplicar-recetas-de-la-reforma-laboral/

Podés leer lo último en denuncias contra cavalieri en http://www.lacolumnavertebral.com.ar/wp-admin/post.php?post=2469&action=edit

La Columna Vertebral, periodismo a la gorra. Echá una moneda