El libro del científico Diego Golombek está recomendado para personas curiosas desde los 10 años en adelante. Otra mirada sobre la ciencia. Dice su contratapa: «¿Cómo se mezcla la ciencia con la vida cotidiana, con la política, con la imaginación que nace en los sueños y las vigilias? Me gusta imaginar la humanidad como el puñado de gente que alguna vez salió de África dispuesta a conquistar el mundo, cruzando charcos y mares, pantanos y montañas. Allí, seguramente, comenzaron las primeras divisiones del trabajo: Grok es buena cazando búfalos, mientras que Grak domina el fuego como nadie. Por su parte, Grik es un genio orientándose en la selva y encontrando hierbas y aguas dulces, mientras Grek se ocupa de los chicos y los despioja con firme dulzura. ¿Cómo fue entonces que apareció Gruk, la que miraba las se±ales de los cielos y los colores, aquella que pensaba un largo rato y concluía con su lógica qué era lo mejor para el clan? ¿Cuáles fueron los primeros experimentos, esos que movían de a una ficha por vez para entender cómo respondían la naturaleza y los dioses? Quizás así nació el oficio del científico: aquel poeta que observaba, pesaba, cambiaba y luego le contaba al resto las maravillas que había encontrado.»

Podés escuchar nuestra entrevista con el autor en: http://www.lacolumnavertebral.com.ar/2019/01/28/diego-golombek-ha-habido-una-caida-muy-grande-en-la-financiacion-de-la-ciencia-en-argentina/

La Columna Vertebral, periodismo a la gorra. Echá una moneda