Alegría, alegría. Se viene la Guía de Bienvenida al Estado» de Andrés Ibarra

Está listo para ser distribuido entre todos los empleados públicos de la administración nacional la “Guía de Bienvenida al Estado” y la “Guía del Servidor Público” elaborada por el Ministerio de Modernización.

Los trabajadores del Estado esperan con ansia que en las próximas horas se acerquen a entregarle los manuales de comportamiento aprobados por la resolución 135/2019 que lleva la firma de Ministro Andrés Ibarra. De acuerdo al texto publicado en el Boletín Oficial la Guía de Bienvenida “plasma la misión, la visión, los objetivos, la capacitación de los empleados públicos, los valores principales y los comportamientos esperados por parte del Estado, los objetivos propuestos, el equipo de trabajo, los canales de comunicación y las pautas de gestión de presentismo”.

Por su parte, la Guía del Servidor Público, “permitirá el acceso ágil y actualizado de dichas normas, tanto a lo que respecta a escalafones como así también régimen de licencias, de incompatibilidad y conflicto de intereses, sistema de gestión documental electrónica, entre otras”, según indica la misma resolución.

Entre los grandes descubrimientos del Nuevo Estado, figura la original frase que indica que ha que fomentar el «trabajo en equipo»:»las grandes transformaciones no las realiza un individuo, sino que se logran en equipo».

 

Al igual que las normas que tiene toda empresa privada, se hace referencia a conceptos como tener «una conducta ejemplar», «ética y responsabilidad con la tarea», «cumplimiento del presentismo y del horario». Y una que llama poderosamente la atención que se formalice desde el Ministerio de Modernización: «solidaridad con los compañeros de trabajo».

Luego de dos años de razzias y despidos masivos, llamar a la solidaridad con los compañeros debe tener un significado distinto entre los modernos de modernización

Según indica La Nación: “Desde la Secretaría de Modernización recuerdan que unos 1500 empleados «renunciaron de manera voluntaria» cuando se fortalecieron los controles y que cada falta injustificada se descuenta del sueldo del empleado.”

A pesar de estar gestionando desde hace tres años, el gobierno no puede dejar de pensar en los empleados estatales, sus empleados, son ñoquis.

De acuerdo a las Guías, lo que demuestra eficiencia es, ante todo, el presentismo. El estímulo, la creación de programas de trabajo, el aumento del presupuesto para su puesta en práctica, promover la capacitación y crear un clima propicio para desarrollar una tarea fundamental para la vida nacional, no parecen formar parte de la prédica de la gestión Macri.

 

La Columna Vertebral, periodismo a la gorra. Echá una moneda