Coca Cola: preventivo de crisis para su planta de Pompeya

La empresa Coca Cola-Femsa se sumó a las 186 empresas que pidieron un Proceso Preventivo de Crisis desde la asunción de Mauricio Macri. Hoy se realizó la primera reunión en el Ministerio de Trabajo y el viernes volverán a conversar sobre las razones que esgrime Femsa para solicitar este recurso límite que se refiere solo a una de sus plantas, la instalada en el barrio de Pompeya. El sindicato que debe actuar en esta ocasión es el de Aguas y Gaseosas, de Raúl Álvarez, un ex hombre de Luis Barrionuevo a quien se lo vincula, en los últimos tiempos, a Cambiemos. El gremio de camioneros tiene incidencia solo con relación a la distribución. 

Muchas de las grandes industrias del país están utilizando este recurso para una flexibilización de hecho. La semana pasada fue el caso de Fate, reconocida productora de neumáticos que amenazó con el despido de 430 empleados bajo el argumento de problemas la presión impositiva y una caída en las ventas en los mercados interno y externo. En la planta de Fate de San Fernando trabajan 1650 personas y puede fabricar 5 millones de neumáticos por año para abastecer a Peugeot, Renault, Volkswagen, Ford y Mercedes Benz, más el mercado de reposición. Unos días después, el viernes 15 de febrero, llegó el turno de Avianca. 

Uno de los casos más emblemáticos de 2018 fue el de Carrefour, con 19.000 empleados y 500 sucursales en todo el país. En esa ocasión logró el aval del Sindicato de Empleados de Comercio liderado por Armando Cavalieri y hubo suspensiones y despidos con indemnizaciones a la baja. 

Según consigna el diario La Nación: «En los registros de 2018 se distingue un salto de pedidos de PPC en agosto, con 30 solicitudes. No fue casual. Fue una reacción inmediata de las empresas ante un decreto del presidente Macri en el que se prohíbe desde entonces cualquier pago no remunerativo. Con esta medida, la intención del Gobierno es recaudar la totalidad de los aportes a la seguridad social. El decreto de Macri, publicado el 10 de julio pasado, contempla la excepción del pago no remunerativo para las empresas que estén encuadradas en el PPC.»

El recurso de un Proceso de Preventivo de Crisis (PPC) es visto con desconfianza por varios sectores gremiales ya que permite una flexibilización laboral de hecho. Una normativa que se instaló en los años 90.

La Columna Vertebral, periodismo a la gorra. Echá una moneda