Un 8M histórico y multitudinario

El tercer paro de mujeres que se dio este 8 de marzo culminó con una multitudinaria movilización por las calles de Capital Federal, en donde resonaron las consignas a favor del aborto legal y contra el ajuste y el patriarcado, cantadas por las miles de mujeres que se manifestaron y fueron parte de un acto en el que hubo reclamos al gobierno y a las centrales sindicales.

La multitud llenó Avenida de Mayo, desde congreso hasta la Plaza, desbordando 9 de julio y las calles aledañas. Desde el principio de la lectura del documento redactado por las organizaciones convocantes se dejó en claro el objetivo de incluir a todas las trabajadoras: «ocupades, desocupades, precarizades, piqueteres y de la economía popular». También se hizo mención a «las mujeres indígenas, originarias, afroargentinas y residentes en nuestro país», y se mostraron en contra de «la apropiación cultural de matriz ancestral que venimos sufriendo».

El documento hizo también hincapié en la dura situación económica del país: «si bien el ajuste y la represión no son novedad, asistimos a su recrudecimiento de la mano del gobierno de Macri y los gobiernos provinciales ajustadores, que atacan a las organizaciones sociales y políticas y persiguen a quienes luchan y se oponen, utilizando como principales instrumentos a las fuerzas represivas, el poder judicial y los medios hegemónicos aliados».

Desde el escenario se recordaron los resultados de muchas y diferentes luchas, las cuales desembocaron en un movimiento feminista más fuerte y convocante que nunca. «Reivindicamos a todes les luchadores anónimes que son parte de nuestra historia. Homenajeamos a las activistas travesti/trans que abrieron caminos, dejaron un legado de lucha irrenunciable y dieron los pasos necesarios para la derogación de los edictos policiales, la conquista de la Ley de Identidad de Género y la Ley del Cupo Laboral Travesti/Trans (…) La revolución será feminista o no será».

La Columna Vertebral, periodismo a la gorra. Echá una moneda