Precarización de la salud: se viene el «Rappi médico»

La Asociación de Médicos de la República Argentina (AMRA) advirtió el peligro de los delivery para la salud. El proyecto lanzado por la app Rappi pretende imponer, en un primer momento el delivery de medicamentos de libre circulación hasta llegar a enviar médicos a domicilio o remedios con receta. Sin titubeos, los médicos profesionales reunidos en AMRA expresaron que se trata de una «hiper-precarización de los trabajadores y de insensibilidad ponen en riesgo la salud de una sociedad».

En el comunicado difundido ayer señalan la irresponsabilidad del gobierno por «la falta de regulación estatal y la falta de control por parte de los órganos de regulación, como también por los cómplices que permiten que esto suceda».

Este mes inicia este sistema en Colombia y pretenden llevarlo por lo menos a seis países de la región. De acuerdo a lo difundido por el Sindicato Médico, la plataforma Rappi ha suscripto un acuerdo con un gigante internacional de los laboratorios, el francés SANOFI. 

La Asociación médica señaló que «no hay política de salud, ya que solo se tiende a articular respuestas ante la enfermedad, que podrían prevenirse si hubiera políticas de Estado».

«En Rappi pedí lo que sea, te lo llevamos en minutos. ¡Entrá y pedí! Encontrá comida, restaurantes, super, bebidas y más». Ese más, incluirá medicinas y doctores. Vaya a saber hasta dónde llegará la rapidez de negocios de esta aplicación. 

En Colombia, primer país de lanzamiento, ya están difundiendo este nuevo recurso para la salud de este modo: “Queremos convertirnos en la opción para el cuidado de la salud digital en América Latina. Ofrecemos hamburguesas, ofrecemos esmalte de uñas, ahora podremos ofrecer doctores”. Por este motivo la empresa tecnológica Rappi está valuada en 1.200 millones de dólares. Tres jóvenes colombianos tuvieron la iniciativa y quieren convertir su empresa en la tecnológica número uno de la región. Empezaron hace tres años y ya operan en Colombia, México, Brasil, Chile, Uruguay y Argentina

 

La Columna Vertebral, periodismo a la gorra. Echá una moneda