Francia: el pueblo en la calle frena la reforma de Macrón



Según el diario Ambito Financiero «en el marco de nuevas manifestaciones de protesta en todo el país, el gobierno francés anunció el «retiro provisorio» del proyecto de ley de reforma de pensiones del punto de la edad de jubilación, que disparó las más duras críticas de los sindicatos. Durante la jornada se registraron choques violentos en París en la manifestación contra la reforma de las pensiones, antes de la llegada de la procesión a la zona de la Bastilla.»

Una vez más hubo gases lacrimógenos y enfentamientos en las calles parisinas. Contenedores y basura a modo de barricadas.

Miles de franceses salieron a las calles con banderas sindicales y pancartas. «Seguimos aquí! Aunque Macron no quiera seguiremos aquí!», coreaba, desafiante, la multitud. Las marchas se repetían en las principales ciudades del país.

Según el portal de Euronews:

Las protestas contra la reforma de las pensiones y las movilizaciones de los llamados «chalecos amarillos» continúan en Francia. Este sábado han sido 149.000 los manifestantes, según el Ministerio del Interior. Una cifra que uno de los sindicatos mayoritarios, la Confederación General del Trabajo (CGT), eleva a 500.000 personas. Mientras, el Gobierno francés ha comunicado a los agentes sociales con los que negocia, su disposición a retirar bajo condiciones la edad de referencia del proyecto de ley. Un compromiso «constructivo y de responsabilidad» ha dicho el presidente, Emmanuel Macron. No obstante, los sindicatos han anunciado la convocatoria de una nueva jornada de huelgas y manifestaciones en todo el país para el jueves 16 de enero.»

El tema que irritó a la población y a los gremios fue la reforma previsional que propone modificar la edad jubilatoria, hasta ahora a los 62 años, y aumentarla hasta los 64. Según el gobierno, retrasar dos años la edad para poder jubilarse cobrando una pensión completa permitirá al estado ahorrar 3.000 millones de euros en 2022 y 12.000 millones de euros en 2027.

El viernes, tras una nueva ronda de maratónicas negociaciones, el primer ministro francés, Edouard Philippe, se comprometió a enviar por escrito a las organizaciones sindicales y patronales «propuestas concretas» para alcanzar un «compromiso».

La Columna Vertebral, periodismo a la gorra. Echá una moneda