Crisis en UTA: la oposición hace paro y CNRT amenaza con sanciones

Miguel Angel Bustinduy, líder disidente de la Unión de Tranviarios Automotor, convocó a un paro desde la medianoche del martes 11 de febrero en Capital Federal y conurbano. Acusa al secretario general del gremio, Roberto Fernández, de permitir la baja del poder adquisitivo de los choferes, no cerrar paritarias y demorar el pago del bono de 3000 pesos.

La líneas de colectivo que se verán afectadas son:

  • En el área metropolitana no funcionan los colectivos 5, 6, 7, 8, 9, 10, 20, 21, 23, 24, 25, 28, 31, 44, 50, 51, 56, 57, 74, 76, 79, 84, 91, 99, 101, 106, 107, 108, 117, 130, 135, 146, 150, 161, 164, 168, 177 y 188.
  • En las áreas municipales, protagonizan la huelga los choferes de 256, 263, 271, 299, 370, 373, 384, 385, 388, 403, 405, 421, 429, 435, 540 y 543.

Por otra parte, la CNRT publicó un comunicado en el que asegura que habrá sanciones “ante la arbitraria e injustificada decisión de un grupo de trabajadores del transporte automotor de pasajeros de convocar una medida de fuerza”.

«La convocatoria a un paro ha sido parcial y reducida a un grupo de líneas pertenecientes a ese grupo empresario, y que, frente a la falta de fundamentos, y más allá de los intereses particulares y gremiales, la CNRT procederá a tomar las medidas sancionatorias pertinentes ante el incumplimiento de la obligación empresaria (Grupo DOTA), en las líneas afectadas, del servicio público de pasajeros en el día de la fecha”, detalla el comunicado.

El lunes, la conducción de Fernández cerró un aumento salarial del 18,3% en las negociaciones paritarias que tuvieron lugar en el Ministerio de Trabajo.

La Columna Vertebral, periodismo a la gorra. Echá una moneda