«Los sindicatos están conformados patriarcalmente»

En el marco del 8M y el paro mundial de mujeres, La Columna Vertebral decidió charlar con Silvia León, feminista, militante y Secretaria de Género e Igualdad de Oportunidades de la CTA-A, sobre lo logrado por las mujeres en el tiempo reciente, el camino que queda por recorrer y la situación dentro de los sindicatos.

-Hemos avanzado mucho, sobre todo desde la Ley de Cupo en adelante. La lucha en la calle nos potencia y nos ayuda dentro de las organizaciones. Hemos crecido, pero son estructuras y sindicatos conformadas patriarcalmente, y nos cuesta mucho romper esta cuestión de que los hombres son los que saben hacer política y sindicalismo. A partir de la lucha feminista hemos crecido mucho, hacia adentro y hacia esta conformación que venimos construyendo. Este es el tercer año que vamos a estar en la calle con el bloque intersindical feminista, una construcción transversal que venimos haciendo con las otras centrales y una variedad enorme de sindicatos. Hemos ido conformando este espacio entendiendo que el avance de las mujeres se hace colectiva y transversalmente. Por eso, a pesar de que nuestras centrales quizás no tienen una unidad de criterio político, las mujeres venimos construyendo esta necesidad de estar juntas.

«EL AVANCE DE LAS MUJERES SE HACE COLECTIVA Y TRANSVERSALMENTE»

LCV: ¿Qué te pareció esa imagen de las mujeres en la CGT con Daer en el atril reconociendo los derechos LGBT?

-A mí me parecen muy importante estos avances. Porque en estructuras tan rígidas, patriarcales y machistas, con un funcionamiento interno donde la mujer queda postergada, las compañeras en los sindicatos de base vienen dando peleas enormes. Que la CGT tenga que pararse y reconocer derechos, que existimos… Después hay una lucha muy grande en la propia estructura de la CGT. Son muy pocas mujeres las que acceden a los cargos. Pero la verdad que es valorable, porque en una estructura tan rígida las compañeras vienen dando pelea, también desde abajo. En este tiempo hemos construido espacios organizativos muy potentes, que hacen que lo que no se puede de adentro venga de afuera, y nos transforma. Estamos absolutamente convencidas de que esto no para. Todas las estructuras están crujiendo, haciendo ruido con el avance de este actor político que llegó para quedarse y transformar. Y revolucionar. Porque el feminismo no es solo una fuerza transformadora, es una fuerza revolucionaria.

LCV: Cuando hablamos de un fenómeno que llegó para quedarse, hablamos de la masividad. Porque la lucha no es nueva. A mí me hace un poco de ruido porque son siglos de mujeres peleadoras. Tenemos que vernos como una película y no como una foto reciente, porque sino nos queda la raíz afuera.

-Estoy totalmente de acuerdo. Esto es una lucha de años y de siglos. Ahora creo que hay una transversalidad generacional e intersectorial muy grande. Eso es lo novedoso como actor social y político. Nosotras todo el tiempo estamos reconociendo la historia, las mujeres…Yo ya soy una mujer adulta, y mi generación ha dado peleas enormes en los 60, 70. Como vos decís, ahora hay una masividad mucho más grande.

«EL FEMINISMO ES UNA FUERZA REVOLUCIONARIA»

LCV: Una amiga mía decía: “debe ser la primera vez que estoy de acuerdo con algo que se pone de moda”

-También es un riesgo esto de la moda. Porque hoy es políticamente correcto hablar de esto, y hasta los más tradicionales como Daer se llenan la boca. Esto viene para transformar las estructuras. Estamos para cambiar desde la casa, lo doméstico, la cama de cada uno, hasta lo político, lo laboral. Que luego de la lucha de las mujeres la OIT haya aprobado el convenio 190 para detener la violencia en el trabajo habla de esto. Son instrumentos enormes que vamos ganando para transformar nuestra vida hacia una más feliz. Que no nos maten, que no nos violen, que no nos violenten y que tengamos derechos. Y que se reconozca el trabajo que hacemos en las casas. Desde la CTA estamos convocando por primera vez al paro productivo, que es de las asalariadas, y al paro de las que trabajamos en nuestras casas. Y eso también es muy importante.

La Columna Vertebral, periodismo a la gorra. Echá una moneda