Economía Popular y Cooperativas al servicio de la emergencia sanitaria

Como ya lo había adelantado el Gringo Castro, secretario General de UTEP, en La Columna Vertebral, los movimientos sociales están llevando a cabo un trabajo de contención sanitaria y alimentaria en los barrios más necesitados. Además, fábricas recuperadas, cooperativas y trabajadores de la tierra están poniendo a disposición su producción para colaborar con el Estado en la lucha contra el coronavirus.

Vayan algunos ejemplos:

La Cooperativa de Consumo Consol, integrante de la Federación de Cooperativas de Trabajo Evita, puso a disposición alimentos, artículos de limpieza y otros bienes, producidos por la economía popular. “Tenemos una mirada fundada social, solidaria y responsable, completamente ajena al lucro. Esto nos responsabiliza a reaccionar a la pandemia haciendo posible el consumo solidario y popular”, explicó Eduardo Amorín, Coordinador Administrativo de Consol, a la Agencia de Noticias de la Economía Social, Solidaria y Popular ANSOL. Permanece abierta con un régimen especial la Tienda Consol Villa Crespo situada en la calle Acevedo 132, entre las calles Murillo y Padilla.

Se pueden realizar pedidos desde la web www.tiendaconsol.coop

En Mendoza, la cooperativa La Rañatela está confeccionando 1.100 barbijos destinados al personal de una cooperativa de limpieza.
El movimiento cooperativo se suma a las acciones preventivas impulsadas por el Gobierno provincial para evitar la expansión del coronavirus. Así, dos cooperativas de trabajo se ayudan entre sí. La iniciativa busca generar mayores condiciones de seguridad para el personal que debe seguir manteniendo la limpieza en espacios públicos y sanitarios. Cabe destacar que en La Rañatela trabajan más de 60 personas con discapacidad y tienen una amplia red de costureras que trabajan desde sus casas.

La empresa recuperada Textiles Pigüé, exGattic, comenzó a producir barbijos y camisolines para entregarle gratuitamente a la secretaría de Salud de ese distrito. “Tenemos un stock inicial como para hacer estos materiales. La mano de obra la iremos viendo y cubriendo cuando podamos retirar la fábrica . Los compañeros estuvieron todos de acuerdo y no es nada nuevo para la cooperativa”, contó Marcos Santicchia, trabajador de ex Gattic a Ansol.

La cooperativa Farmacoop, fábrica recuperada después de la quiebra de Roux Ocefa a fines de 2018, anunció que luego de una reunión con el Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires, comenzarán a producir Alcohol en gel. Los trabajadores conformaron un equipo junto a un grupo de ingenieros químicos e industriales de la Facultad de Ingeniería de la UBA. El Estado se encargará de proveer la técnica y la materia prima, mientras que los trabajadores pondrán la mano de obra y las maquinarias que poseen.

Los trabajadores de la empresa recuperada Plásticos Salvadores decidieron mantener abierta la fábrica durante la pandemia para producir envases de alcohol en gel. Ante la demanda de laboratorios y empresas privadas, se volcaron temporariamente a este rubro que, mientras colabora en la lucha contra el virus, les ayuda a mantenerse trabajando.

La Columna Vertebral, periodismo a la gorra. Echá una moneda