Disco se niega a cerrar las sucursales en donde hay contagios de COVID-19

Empleados de la cadena de supermercados Disco denunciaron que la empresa se niega a cerrar y desinfectar las sucursales en donde hubo casos positivos de COVID-19.

De hecho, los empleados son obligados a rotar por las distintas sucursales para poder mantenerlas en funcionamiento, con el riesgo de contagiarse y llevarse el virus a su puesto de trabajo original.

Delegados de la cadena se quejaron por la negligencia de la empresa, así como de la indiferencia del Gobierno. «Desde el Gobierno de la Ciudad nadie nos da bola y nadie controla a los supermercados», indicaron.

Se trata específicamente de tres sucursales con casos positivos. El disco 18, ubicado en Avenida Quintana, y el Disco 237, de Beiró, tuvieron contagios confirmados durante el fin de semana, pero continuaron trabajando.

Por otra parte, la sucursal 35 siguió trabajando con repartos las pocas horas que estuvo cerrada, y su gerente Eduardo Barbeti fue filmado mientras rompía la cuarentena para preparar pedidos.

Para llamar la atención del Gobierno porteño, del Ministerio de Trabajo y del Sindicato de Empleados de Comercio, los trabajadores preparan medidas de fuerza.

La Columna Vertebral, periodismo a la gorra. Echá una moneda