Museo del cine: trabajadores denuncian peligro de explosión. Comunicado de AFPA.

“Tenemos un polvorín lleno de nitrato en medio de La Boca», le aseguró Marta Notari, delegada de los trabajadores del Museo del Cine “Pablo Ducrós Hicken”, al portal notasperiodismopopular.com.ar . Ocurre que en la calle Ministro Brin al 615 se encuentran más de 90 mil rollos de películas que preservan la historia de nuestro cine nacional, dicho archivo depende del Gobierno de la Ciudad. Se trata de unn depósito con tres mil kilos de Nitrato de Celulosa y 90 mil kilos de Acetato, sin ningún tipo de cuidado, en el corazón de una barriada populosa. Allí trabajan unas 50 personas dependientes del Museo. “Hasta mediados del siglo XX las películas eran de nitrato de celulosa. Luego mutó a acetato. Y como era muy inflamable, después se desarrollaron otros materiales más seguros. Nuestro nitrato, al ser de celulosa, es más peligroso que el de amonio que explotó en Beirut porque el nuestro no necesita un factor externo para explotar”, explicó Notari.

Con relación a esta denuncia, los Archivistas en la Función Pública, nucleados en AFPA, difundieron un comunicado en el que expresan: «Lamentablemente, sale a la luz otro caso de negligencia respecto a la preservación de archivos. Los archivos audiovisuales y fotográficos, si bien son de los más admirados y disfrutados en términos sociales, suelen ser los más sensibles en relación a sus soportes. Sabemos que quienes sostienen con su trabajo cotidiano el Museo del Cine hace tiempo vienen reclamando políticas públicas activas para su tratamiento. Nos solidarizamos con todos/as ellos/as e insistimos en reclamar la necesidad de generar políticas de preservación integral, que incluyan la adecuada preservación de los soportes (documentos), del entorno en el que se conservan (depósitos) y de la gestión de riesgos del trabajo para todos/as sus trabajadores/as. En el Museo del Cine, y en todos los Archivos de nuestro país.»

¿Qué es el nitrato de celulosa?

Cabe recordar que el nitrato de celulosa es un producto que procede de la unión del ácido nítrico con el algodón, por eso algunos lo denominaron como «algodón pólvora».

Eastman Kodak popularizó el invento basado en nitrato de celulosa en 1889. A pesar de los riesgos que entrañaba, el producto fue utilizado por cineastas y fotógrafos hasta que su producción fue descontinuada en 1951, aunque se tardó algo más hasta que oficialmente se dejase de utilizar este tipo de producto y se sustituyese por el acetato de celulosa.

De acuerdo a la Health and Safety Executive, organización inglesa que vela por la salud y bienestar laboral, quienes conserven aún algunas de éstas películas deben tomar los recaudos necesarios. Entre los riesgos señalados, se nos cuenta que con demasiado calor puede entrar en combustión. Basta una temperatura superior a los 38ª para que una película de nitrato pueda descomponerse o arder.

La Columna Vertebral, periodismo a la gorra. Echá una moneda