Trabajadores de Dánica Llavallol paralizan la planta por aprietes de la patronal

Trabajadores de Dánica Llavallol decidieron en una asamblea el inicio de un paro total en la planta «ante un nuevo ataque patronal del Grupo Beltrán contra el Convenio Colectivo de Trabajo 420/05 y el salario aceitero, con aprietes y amenazas de despidos», según informó el Sindicato Aceitero de Capital y GBA en un comunicado.

«En el día de hoy el Grupo Beltrán inició una nueva etapa en su grave accionar antisindical e ilegal, presionando individualmente a cada trabajador a cambio de ‘aceptar el cambio de Convenio Colectivo de Trabajo»‘o perder su trabajo», denunciaron desde el gremio.

Los trabajadores indicaron que estos aprietes incluyeron «hostigamiento y persecución», así como «el reciente despido de dos compañeros con falsas causales que no pudo fundamentar en las tres audiencias realizadas en el Ministerio de Trabajo de la Provincia de Buenos Aires».

Una situación similar se vive en la planta de Dánica Villa Mercedes, San Luis, donde los trabajadores iniciaron una medida de fuerza por los mismos motivos.

La Columna Vertebral, periodismo a la gorra. Echá una moneda