Chubut: «Minando las libertades democráticas.»

Los periodistas de Chubut han difundido un nuevo comunicado en el que expresan el peligro de la desinformación por parte del gobierno provincial. En momentos en los que se juega el futuro del modelo económico-social de la provincia, y del país todo, frente a la insistencia del gobierno provincial de aprobar una medida que no logra la licencia social correspondiente, a pesar de haber logrado la suspensión de la sesión extraordinaria propuesta por el gobernador Arcioni para éste miércoles, los trabajadores de prensa reiteran que se han manipulados informes científicos del CONICET; ignorado denuncias de corrupción e intercambio de prebendas por partes de legisladores y funcionarios afectados a la temática; la persecución ilegal a activistas; y una permantente restricción a la información en instancias clave de debate del proyecto 128/20 que propone una apertura de la megaminería a cielo abierto en la meseta provincial.

Aquí el comunicado completo de los colegas de la provincia de Chubut, una situación que interpela a todos los periodistas argentinos:

Minando las libertades democráticas
2do pronunciamiento de periodistas y comunicadorxs chubutenses

A principios de diciembre de 2020 decenas de periodistas, comunicadorxs y
trabajadorxs de prensa de Chubut nos pronunciamos en defensa del derecho a
información clara, precisa y transparente, debido a que en nuestra provincia, el
gobierno de Mariano Arcioni y Ricardo Sastre- con el aval del presidente Álberto
Fernández- impulsa un proyecto que habilita la explotación de minería a gran escala (o
“megaminería”) en los departamentos de Gastre y Telsen. Con esto, se estaría
abriendo la puerta para decenas de proyectos similares en otros puntos del territorio
provincial.
El proyecto oficial ha recibido un amplio rechazo en diversos sectores de la población:
sindicatos, ciencia, cultura, educación, estudiantes y juventud, salud, diferentes
creencias y sentires religiosos, partidos políticos, numerosas asambleas socioambientales y las comunidades originarias que viven en la Meseta.

En el último año, así mismo, hemos alertado, publicado y denunciado:
– Tergiversación y manipulación de informes científicos del CONICET.
– Denuncias de corrupción e intercambio de prebendas por partes de legisladores y
funcionarios afectados a la temática.
– Detenciones y allanamientos ilegales a activistas.
– Restricciones a la información y a la participación en instancias clave de debate del
proyecto 128/20, y de la Iniciativa Popular 2020, apelando a razones de
“epidemiológicas” que no son coherentes en relación al funcionamiento del resto de las
dependencias y organismos públicos.
Las “mesas de trabajo” convocadas a instancias del Ejecutivo provincial en las últimas
semanas, fueron integradas únicamente por los sectores afines a la aprobación al
proyecto. Nadie pudo tener acceso a dichas transmisiones. No estuvieron allí
representadas ninguna de las voces que se movilizan en las ciudades y pueblos de
Chubut, en rechazo al proyecto oficial y en apoyo a la Iniciativa Popular.
El Ejecutivo provincial formalizó el pasado martes 2 de febrero la convocatoria a
sesiones extraordinarias para el día viernes 5, con el objetivo de tratar, entre otros
proyectos, el correspondiente a la zonificación minera.
Independientemente de los recientes sucesos, a saber, la falta de dictamen en la
Comisión de Recursos Naturales, Desarrollo Económico y Medio Ambiente y la
posterior suspensión de la sesión a instancias del presidente de la comisión de receso;
y el pedido de suspensión de la sesión por parte de una jueza de Esquel que dio lugar
a una medida cautelar.
Frente a esta situación, reclamamos al gobierno provincial y a las y los legisladores:
1) Que las eventuales sesiones se realicen de manera presencial o mixta. No es
aceptable ninguna excusa “epidemiológica”, cuando el Congreso Nacional (con más de
300 legisladorxs entre Diputadxs y Senadorxs) ha sesionado de esta manera, 27 ediles
pueden hacerlo con los protocolos correspondientes; y cuando el mismo Ejecutivo
provincial asegura junto a sus ministros (discutiblemente) que existen condiciones
seguras para la presencialidad de casi 20 mil docentes y 160 mil alumnos en las aulas.
2) La más absoluta libertad de prensa, para realizar nuestra labor de informar,
comunicar, investigar, preguntar. El derecho a la información es un derecho humano y
si lxs comunicadores no tenemos acceso a ella, consideramos se están vulnerando
derechos fundamentales de la vida democrática. Rechazamos el hermetismo y la
ocultación deliberada de información. Exposiciones de espaldas a la prensa y a la
población en general, comisiones legislativas cuasi-clandestinas, sesiones virtuales
desde locaciones no públicas, el desconocimiento prácticamente total del proyecto
oficial con las modificaciones introducidas a pocas horas de intentar aprobarlo. Todos
fenómenos que conspiran contra la libertad de prensa y opinión.
En Chubut, más “extraordinaria” que la sesión convocada es la falta de acceso a la
información, en tanto un derecho, subrayamos, inescindible de las libertades
democráticas.

La Columna Vertebral, periodismo a la gorra. Echá una moneda