La caída del consumo afecta gravemente a todos los sectores y cada comercio sufre mes a mes los números en rojo. En este caso le toca a Librerías Distal, víctima de una industria editorial que continúa cayendo. La cadena ya cerró 6 de sus 16 sucursales y despidió a más de 40 empleados, a quienes aún no les pagó indemnizaciones.

La última sucursal cerrada fue la ubicada en Avenida Corrientes, una de las más emblemáticas de la firma. Distal se apegó al artículo 247 y atribuyó los despidos a “una causa de fuerza mayor o por falta o disminución de trabajo no imputable al empleador fehacientemente justificada”, según informó Infogremiales. Esto permite que el empleador abone solamente el 50% de cada indemnización.

Pero desde el Sindicato de Empleados de Comercio denuncian que hasta el momento los cesanteados no recibieron ningún tipo de compensación. Eduardo Wlasiuk, secretario gremial del sindicato, sostuvo que “la empresa está despidiendo al personal invocando el artículo 247 de la Ley de Contrato de Trabajo sin ni siquiera cumplir los pasos legales que implican pedir un Procedimiento Preventivo de Crisis. Nosotros vamos a defender todos los puestos de trabajo, porque la empresa está queriendo hacer un ajuste con la plata que es de los trabajadores”.

Queda claro que la crisis no sólo afecta a los cesanteados: aquellos que por ahora conservan sus puestos de trabajo en Distal vienen cobrando sus salarios de forma fraccionada. Esto, sumado a la enorme cantidad de sucursales cerradas, no hace más que aumentar el miedo a un posible despido.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here