El sábado, luego del vencimiento de los plazos previstos por la ley, se dictó la libertad de varios de los detenidos luego de la marcha contra la minería en el Aconquija dos semanas atrás. Sin pruebas para dictar una prisión preventiva la Fiscal Marta Nieva ordenó su liberación bajo caución. Cada uno de los detenidos, sin motivo alguno, debió recolectar la suma de $300.000 para salir de la cárcel.

Finalmente, gracias a la solidaridad de organizaciones nacionales e internacionales, hoy a las 14hs fueron liberados siete de los detenidos: Matías Paz, Walter “Ají” Mansilla, Jorge Ramos, Eduardo Villagra, Enzo Brizuela, Augusto Brizuela y Damián Abel. Sin embargo, todos continuarán relacionados a la causa por el atentado a la oficina de Agua Rica, junto a los que ya habían obtenido prisión domiciliaria: Aldo Flores, Sara Fernández y Ailen Diamante Saracho.

En un comunicado de El Algarrobo, afirman: “nuestra lucha continúa hasta que no haya ningún compañerx más judicializadx por defender el agua de nuestra cuenca. Los incidentes en las oficinas de Agua Rica no fueron meros actos de vandalismo, como pretenden hacernos creer. Hay que inscribirlos dentro del contexto de lucha histórica de un pueblo que ya se ha cansado de decir NO, y que no lo escuchen. Quieren mostrarnos como violentos cuando desde la misma empresa en complicidad con el poder de turno, fueron preparando el escenario para tal suceso.”

Entrevistada por La Columna Vertebral, una de las miembro de la Asamblea El Algarrobo, Ana Chayne, relató la violencia de los allanamientos en los que fueron detenidos los vecinos, no todos activistas de la Asamblea, el secuestro de pertenencias personales, se llevaron carteles contra la minera como si fueran prueba de algo. También nos contó quiénes eran y de qué vivían los detenidos por luchar.

Aquí la entrevista completa:

https://www.facebook.com/columnavertebralradio/videos/759211938128400

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here