En octubre de 2018, los trabajadores del laboratorio Roux Ocefa tomaron pacíficamente las instalaciones en defensa de sus puestos de trabajo. En mayo de 2019, la Justicia Comercial de la Ciudad de Buenos Aires les otorgaba una autorización provisoria para continuar con la producción de las dos plantas ubicadas en Villa Luro y Mataderos. Así nació Farmacoop, primer laboratorio farmacéutico del mundo recuperado por sus trabajadores. En ese momento, el presidente de la cooperativa, Bruno de Mauro, declaraba a la revista lavaca: “Es una felicidad y una responsabilidad porque también queremos sentar un precedente, sobre todo a los trabajadores de otros laboratorios: esto quiere decir que se puede recuperar el trabajo”. Desde entonces han demostrado que la calidad y eficacia de una empresa especializada en medicamentos era igual o mayor sin patrones.

En tiempos de pandemia, Farmacoop se convirtió en el primer laboratorio en producir un test nacional para detectar el Covid19 y anticuerpos en 5 minutos.

De acuerdo a lo que informa la Agencia de Noticias Solidarias, AnSol, el viernes pasado, durante una visita de Alexander Roig, presidente del Inaes, en su planta de Villa Lugano, el estado les otorgará un subsidio de 10 millones de pesos  que permitirá la realización de obras y adquisición de maquinarias para aumentar la producción del primer test rápido de detección de COVID fabricado en Argentina.

De esta forma, podrán adquirir maquinarias que permitirán el aumento de la producción de 20.000 test mensuales a 400.000, y generar nuevos puestos de trabajo.

El presidente de Farmacoop, Bruno Di Mauro, dialogó con AnSol y resaltó la importancia de incorporar nueva tecnología: “Te permite no solo hacer el test de detección  temprana de COVID sino que tambien hacer test rápidos de detención que se pueden aplicar a dengue o HIV. Básicamente generar test de detección rápida es un filtro para el ingreso al sistema de salud, en 5 minutos podes descartar si un paciente tiene o no tiene una enfermedad”.

Desde el INAES, Alexander Roig destacó el labor del laboratorio recuperado: “Farmacoop condensa un proceso histórico de lucha, resistencia y producción”. Además, enfatizó en el rol de los organismos estatales:  “El estado acompaña, trabaja por la producción. Acompañar los procesos de autogestión es confiar en la capacidad de los trabajadores”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here