En la tarde de ayer, atracó en el puerto de Livorno, Italia, la nave Asiatic Island. Se dirigía al puerto israelí de Ashdod cargado de armas. Incluso misiles. Todo estaba en regla desde el punto de vista administrativo, tenían sus permisos y nada era ilegal. Sin embargo, los trabajadores portuarios livorenses enrolados en el Colectivo Autónomo de Trabajadores Portuarios de Génova y la asociación WeaponWhath, el sindicato supo de la existencia del arsenal que transportaba el buque para continuar los ataque de Israel a Gaza y decidieron anunciar que no se permitiría su salida. Se negaban a maniobrar con esa carga.

Los trabajadores hicieron público que más allá del tema de la guerra, hay una cuestión objetiva de seguridad para los portuarios y toda la población “En ese sentido, hemos enviado reclamos urgentes a la autoridad portuaria, a la Capitanería del Puerto y a las compañías de seguro y a Medicina del Trabajo, para que efectúan los controles oportunos de manera inmediata”

Fue una primera medida de acción directa de portuarios en solidaridad con los palestinos. Ya empezaron los relevamientos de la situación en otros puertos y fueron informados que recibieron un informe sobre la presencia de decenas de vehículos militares blindados listos para ser abordados en el Molo Italia.

Según dicen, no parten porque en medio oriente sirve la Paz. Y no las armas. Por tal motivo, hubo una manifestación en el día de hoy de los trabajadores de la Unión Sindical de Base estará por el centro de Livorno en solidaridad con la población palestina y para pedir el cese inmediato del bombardeo de Gaza y la “expropiación” de hogares palestinos que han estado viviendo bajo el mando militar y la ocupación territorial durante años.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here