“Ayer viví una de las situaciones más comprometidas en el ejercicio de mi profesión: evacuar un Servicio de Tocoginecologia y Neonatología por un incendio en mi Hospital. La facultad y 22 años de médico no fueron suficientes, y tuvimos que actuar recordando, en mi caso, escenas de la película el Titanic.

Y eso es el HRU, es un Titanic, viejo y obsoleto, emparchado, sin ningún criterio en su remodelación y que no pasaria ninguna inspección objetiva como ambiente laboral saludable.

Solo el sentido de pertenencia de todos los agentes de salud, de todos absolutamente, los salvavidas indispensables de este barco semihundido, fueron los artífices de que esto no pasará a mayores. Todos participando en evacuar a los pacientes, abrigandolos, solucionando imprevistos, movilizando material, adecuando ambulancias para poner a los bebés de Neo, ví camilleros con matafuegos corriendo por los pasillos.

Coordinando con la Clínica San Jorge y Rio Grande para atender a las posibles embarazadas que pudieran llegar, derivando a otras. Tuvimos la suerte de no haber estado operando, o haciendo un parto, o que el fuego alcanzará algún tubo de oxígeno. Sino las pérdidas, aparte de materiales, seguramente hubieran sido humanas.

Qué decir de nuestro querido HRU, en mis 17 años que trabajo ahí y habiendo pasado gobiernos de colores variopintos siempre fue el último orejón del tarro, emparchando agujeros con más agujeros.

Sin embargo todo el personal siempre pone la mejor onda, a pesar de los sueldos, la comida que nos dan a los que hacemos guardia, a pesar de la falta de material para trabajar, tijeras de cirugía que no cortan, no sé reponen, pinzas que no andan siguen ahí desde hace 17 años, testigos fieles de lo que escribo.

Pasan los gobiernos, quedan los trabajadores que vemos el deterioro que tiene el HRU, éxodo de profesionales disconformes y cansados de nadar contracorriente todos los días.

Cuando será el día que la salud pública sea importante?

Ver tamaño edificio de justicia frente a nuestro hospital, es la Ferrari frente al Fiat 600, la Biblia y el calefón, el HRU es un tango.

Ushuaia, puerta de entrada a la Antártida, fin del mundo, puerto de cruceros internacionales…

Clase política actual o la que venga. Espero se pongan de una vez por todas los pantalones largos dejen de ser plomeros y gomeros y den una solución acordé a lo que se necesita para nuestra ciudad.

Sé que estás palabras duraran lo que un estornudo en el viento, pero volver hoy a ver lo que quedó apena y lo que queda por delante.

A mis compañeros, mis felicitaciones, es un honor y un orgullo haber estado en esta crítica situación con ustedes”.

#Ushuaianecesitaunhospitalnuevo.

Dr. Hernán Alejandro Sasaki

Médico Especialista Universitario en Tocoginecologia.

Cirujano de piso pelvico femenino.

Ex jefe de Servicio en dos gestiones del Servicio de Tocoginecologia. HRU

MN 97868

(Publicada por el portal Desde las Bases, de Tierra del Fuego, el 8 de julio de 2021)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here