fbpx
Connect with us

Internacionales

¿Quién mató a Malcolm X?

Este jueves se conoció la noticia de que dos de los condenados por el asesinato de Malcom X, quienes pasaron décadas en la cárcel hasta lograr una libertad condicional, recibieron la absolución, luego de casi medio siglo de afirmar su inocencia.

El 21 de febrero de 1965, uno de los principales referentes de la lucha en contra del racismo, Malcom X, fue asesinado en público cuando iniciaba un discurso en el Audubon Ballroom de Manhattan ante la Organización de la Unidad Afroamericana. La maniobra fue bastante burda y los tres supuestos asesinos quedaron arrestados y fueron condenados por el crímen.

La fiscalía llegó a la conclusión de que Muhammad Aziz y Khalil Islam no habían tenido un juicio justo. De acuerdo al fiscal Cyrus Vance Jr. , después de años de investigación encontró que tanto el FBI como la policía habían ocultado pruebas que, de haberse tenido en cuenta, podía considerarse la inocencia de los condenados. También la Corte Suprema dijo que una nueva investigación halló “pruebas significativas que no se conocían en el momento del juicio” y que hubieran favorecido para declarar inocentes a los imputados.

Malcolm X nació bajo el signo de Tauro, el 19 de mayo de 1925, en Nebraska, un Estado norteamericano sin salida al mar, en el centro mismo de los Estados Unidos. Cuando Malcolm tenía seis años, su padre fue asesinado, era también él un luchador por los derechos de los trabajadores. Fue un ‘pibe de la calle’, estuvo preso, se convirtió en un líder de La Nación Islámica, hasta que decidió abandonarla y dedicarse a la lucha contra el racismo junto a la defensade los derechos de los afroestadounidenses.

El asesinato

El crimen ocurrió en un salón de baile, frente a centenares de personas, cuando apenas había iniciado su discurso. Un altercado en un rincón, alguien que grita: «¡Negro!, quita las manos de mi bolsillo». Los guardaespaldas que lo dejan solo y van a ver qué estaba ocurriendo, y alguien que dispara con una escopeta recortada en el pecho del orador. Fueron 16 disparos y dice que fueron varios los ejecutantes. Uno de ellos fue atrapado en el lugar. Otros dos huyeron. El detenido ‘in fraganti’ fue Talmadge Hayer, otros testigos señalaron a Norman Butler y Thomas Johnson, miembros de la Nación del Islam, como partícipes del crímen. La opinión pública se levantó contra los tres árabes sospechados. En un primer momento Hayer negó toda participación, pero durante el juicio confesó haber disparado y asesinado a Malcolm X al tiempo declaraba que Butler y Johnson no habían estado en el lugar y nada tenían que ver con el homicidio. No quiso revelar el nombre de sus otros cómplices. A pesar de ese descargo, los tres acusados fueron condenados.

​El principal acusado, Hayer, mantuvo su postura a lo largo de los años y reafirmó que los condenados no estaban presentes, responsabilizando a cuatro hombres de la Nación del Islam del Templo Número 25 de Newark. Brindó cantidad de datos, acusando a un tal Leon David como el hombre que disparó junto a él. No tuvo dudas en hablar de una conspiración de la que participaron al menos cinco hombres que él podía reconocer.

Nada fue suficiente para que el juez o la justicia reabrieran la causa. Butler, obtuvo la libertad condicional en 1985 y Johnson fue puesto en libertad en 1987. Ambos continúan hasta hoy declarándose inocentes. Hayer quedó en libertad condicional el 27 de abril de 2010 después de 44 años en la cárcel.

Como ocurrió con Martin Luther King, o los Kennedy o el mismo Lincoln, matar al líder es casi tradición en los Estados Unidos, tan asimilada como el manto de sospecha sobre la resolución de los asesinatos.

¿Alguna vez sabremos quién mató a Malcom X?

Seguir leyendo
Comentá

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Destacada

Esteban De Gori: “Al progresismo le cuesta generar imágenes de orden”

La Columna Vertebral charló con Esteban De Gori, sociólogo y analista político colaborador de Panamá Revista, sobre el panorama político en Chile a semanas del ballotage entre José Antonio Kast y Gabriel Boric , la polarización elegida por ambos candidatos y el peso de la cultura política. Imperdible análisis.

LCV: ¿Qué es lo que pasa en Chile? 

-Lo resumo en un axioma sociológico. La cultura política pesa. De 2019 en adelante hubo una primavera en términos de movilización social conflictiva, pero que no cambió la geometría cultural. No es que no cambió, construyó una mayor acumulación para una izquierda que no tenía representación política, eso es importante señalar, pero no es que con una revuelta se cambia la cultura política. En realidad lo que pasó ahora es el nuevo tablero post 2019. En ese tablero la izquierda o una izquierda construye una acumulación política, pero la derecha no deja de existir. Por eso digo que la cultura pesa, y esa cultura es la extrema derecha o esta extrema derecha alternativa, como quisiéramos llamarlo, donde se afirma en la reivindicación justamente en esa idea que te digo de que la cultura pesa, porque en realidad lo de Pinochet es eso. Obviamente es una figura terrible para los argentinos y Latinoamérica, pero en realidad lo que nos están diciendo es “miren que acá hay una identidad que persiste en Chile y la vamos a defender”.


“Cuando hay momentos de crisis, siempre surge una reivindicación a una figura del orden”

sobre la derecha en chile y la reivindicación de pinochet

LCV: ¿Cuánto de responsabilidad hay en no haber profundizado los cambios culturales, en no haber tirado más verdades arriba de la mesa, en no haber trabajado más profundamente en que las nuevas generaciones tengan más clarito de qué se trata esta historia?

-Cuando hay procesos de disolución, de crisis y de mucha incertidumbre las figuras del orden siempre aparecen. No quiero relativizar la figura de Pinochet, pero cuando él dice Pinochet es mucho más que ese nombre, es una imaginación del orden. De hecho, viste la reivindicación a los carabineros, a las fuerzas armadas, al ejercito; eso en realidad es una reivindicación a una figura del orden.

LCV: Va atada incluso al fenómeno de racismo estructural, esta historia de que el negro es siempre el quilombero.

-En Chile tenés la revuelta del ’19 más los mapuches. Tenés una combinación de figuras que la derecha construye como situaciones peligrosas o conflictivas. O en una situación de incertidumbre es como “no me traigas más caos del que ya tengo en mi vida. No me traigas más caos del que yo ya tengo”.

LCV: La lucha por los cambios produce una resistencia proporcionalmente agresiva y esto pasó también cuando fue la dictadura. ¿Vos ves que lo que está pasando es una respuesta a la lucha que se está dando por abajo?

Yo creo que es una respuesta al miedo al caos. Lo que pasa es que la derecha históricamente cuando empieza a percibir que hay formas del conflicto extendidos que inclusive a veces son más simbólicos que reales -pasó acá con la dictadura, que era más simbólico que real en términos de capacidad de tomar el poder y todo eso- empiezan a desarrollarse estas políticas represivas. Lo vimos en Colombia pero también lo vimos en todo el conflicto andino del 2019. Lo vimos en Ecuador, en Chile. Hay una desproporción de la represión que muchas veces tiene que ver con cómo la derecha está leyendo en este momento el conflicto. Pero que encuentra legitimidad, porque también hay que decir esto, en algún sector de la sociedad. Esta idea de que no traigan más caos a mi vida es algo que la derecha interpreta muy bien e interpela desde ese lugar. No son solo las élites que tienen miedo solamente.


“A veces el progresismo se olvida de la dimensión cotidiana del ‘desorden’. Le cuesta construir imágenes legítimas de orden”

SOBRE LA IZQUIERDA LATINOAMERICANA

LCV: Es que la derecha es la sociedad también.

-Eso es lo que te quería decir. La derecha interpreta muy bien ese pulso social que dice “no me traigas más quilombo a mi vida”. Yo  creo que a veces el progresismo se olvida de esa dimensión cotidiana del “desorden”.

LCV: Ahora la derecha te dice que lo mejor es cierta paz de los sepulcros que ellos están buscando.

El progresismo tiene un problema para construir imágenes del orden. Boric te dice “vamos a construir el comunismo”. Tira esa palabra. Es muy arriesgado. Está jugando al límite. Es como decir “soy chavista” en un momento donde la economía de Venezuela hoy está absolutamente dolarizada, donde la pobreza creció y la desigualdad social ni te cuento. Todo eso y además con una figura del chavismo que es totalmente erosiva. Entonces vos fíjate la situación. Yo creo que el progresismo tiene un problema para crear imágenes del orden legítima o por lo menos estable.

LCV: Para ganar electorado hay una especie de sobreactuación de todos. Por ejemplo que este muchacho diga que va a hacer el comunismo, todos sabemos que no es cierto, es imposible que lo haga. Acá pasa lo mismo en Argentina. Me da la impresión de que los que sobreactúan mucho en realidad no quieren los cambios sino que lo que quieren es ganar las elecciones.

-Exacto. Yo creo que en el caso de Boric es encontrar una contra imagen. Ese es el problema. Lo que pasa es que esa contra imagen a mi me parece demasiado audaz y me parece que entraña algunos problemas inclusive para la cultura política chilena. 

LCV: Acá en Argentina Fernández sube al ring a Milei. Explicame: ¿para qué?

-Lo que pasa es que me parece que al gobierno actual le cuesta construir un orden estable. Sentimos como que oscila entre distintas posiciones. Entonces ese es el punto.


“Boric intenta encontrar una contra-imagen que es demasiado audaz, y entraña algunos problemas para la cultura política chilena”

SOBRE LA POLARIZACIÓN ELEGIDA POR AMBOS CANDIDATOS

LCV: Hay una cuestión de romanticismo y folclore, y me acuerdo de la elección en Perú donde todo parecía que iba a ser maravilloso porque representaba un sector despojado de pueblos originarios y el tipo tiene un montón de pertenencia cultural. Está en contra del aborto, está en contra de un montón de otras situaciones y no logra hacer pie en el gobierno.

-Me parece que Castillo es mucho más “realista” en esa imposibilidad. Él considera su debilidad política y además se mueve en un marco identitario con el que él en algunos casos está de acuerdo y en algunos otros sabe que tiene limitaciones. No tiene una fuerza política para discutir con las mineras peruanas por ejemplo, para darte un dato político. Castillo ha construido desde su debilidad y de algunas de sus identidades como las nombras recién, como el antiborto, pero ha construido un gobierno mucho más realista. Hay que ver hasta dónde llega, pero pasa que es por debilidad. 

LCV: Pero por debilidad reconocida y eso sería como una virtud.

-Bueno, por lo menos no se miente. El primer capítulo del psicoanálisis lo aprobaste. No es un negador en este sentido. Eso a nosotros no nos dice mucho como analista políticos. Lo que nos dice es que no tiene una construcción de una fuerza política que pueda modificar la geometría del poder. No lo pudo Toledo, no lo pudo Ollanta Humala, o sea. La pregunta sería: ¿por qué lo va a hacer Castillo?

LCV: Además, en un continente donde muchos de los que vivimos, por ejemplo, la primavera nicaragüense, tenemos el dolor de ver en qué se transformó Daniel Ortega. Es como negar que la gente puede envejecer mal.

-En el caso de Ortega, lo que pasa es que hay una decisión a partir de 1994 de construir el orteguismo y de construir una alianza con la derecha, tanto la derecha católica como la derecha política.

LCV: ¿Pero por qué lo seguimos negando con la cosa romántica de la revolución de los poetas?

-Lo que pasa es que yo creo que la Argentina, toda la clase política argentina, sabe muy poco de Nicaragua. La izquierda y la derecha argentina. Argentina abandonó la reflexión sobre Centroamérica en el ’89. El día en que el sandinismo perdió las elecciones y ganó Violeta Chamorro se acabó la reflexión sobre Centroamérica. Y además hay que decir que Nicaragua fue un lugar muy participado por argentinos, también de derecha e izquierda. El batallón 601 internacional más montoneros. Si hubo algo que tuvo toda la clase política de los 60 es que tuvo participación en Nicaragua. Ahora, 2021, la Argentina conoce muy poco lo que pasa ahí, pero también por derecha y por izquierda. Un desconocimiento brutal. 

LCV: Yo creo que la Argentina desconoce lo que pasa en todos lados.

-Eso puede ser. Pero en el caso de Nicaragua uno podría hacer esta salvedad. La Argentina tuvo mucha participación en este país. Puede ser que no sepa de Turquía, pero en Nicaragua estuviste 20 años.

Continue Reading

Destacada

La hora del renunciamiento ya es tendencia en Estados Unidos

El pasado viernes, la Oficina de Estadísticas Laborales de Estados Unidos, publicó un informe en el que resultaba que 4,4 millones de personas renunciaron a sus trabajos durante el mes de septiembre de 2021. Es decir, el 3 por ciento de la mano de obra del país le decía ‘ya basta’ a sus empleadores en busca de mejores condiciones de trabajo. La Casa Blanca se hizo eco de esta situación y le pidió a las empresas que mejoraran las condiciones laborales para ser más competitivas.

 “La Gran Renuncia” es el nombre que le ha dado el profesor Anthony Klotz y que fue rápidamente asimilado por los sociólogos. La pandemia fue uno de los desencadenantes pero no el único. El experto en mercado del trabajo considera que la renovación tecnológica, el home office, y las malas condiciones laborales han provocado que muchos aspiren a nuevas oportunidades.

Ya en abril de éste año se hacía notar la dimensión de estas renuncias cuando se llegó a un récord histórico al registrar que 4 millones de empleados decidieron de manera voluntaria abandonar sus trabajos.

En mayo renunciaron 3.600.000 estadounidenses, y ocurrió en distintos sectores de la economía. “Los trabajadores de todas las categorías laborales, desde los puestos de servicio de atención al cliente hasta los altamente profesionales, están buscando trabajo de forma activa o pasiva aproximadamente al mismo ritmo”, sostuvo Gallup.

Hay mucha rotación en los puestos con bajos salarios en los que la gente realmente no tiene una progresión profesional. Si encuentras un trabajo que te ofrece solo un poco más, cambiarlo no tiene ningún costo para ti”, explica a la BBC la economista laboral Julia Pollak.

“Aquellas empresas que ofrecen mayor flexibilidad en términos de trabajo remoto e híbrido, tienen más posibilidades de reclutar trabajadores de forma global”, asegura Klotz.

El fenómeno no es del todo nuevo, ni atañe exclusivamente a los Estados Unidos. Casos de falta de mano de obra se registran también en los principales países europeos.

Tal es el desconcierto de esta nueva ola de escasez en trabajadores en el Primer Mundo que La Columna Vertebral está trabajando en un informe completo sobre esta novedosa situación en el mercado global.

Contenido propio que será distribuido entre nuestros suscriptores. Si querés recibirlo Encolumnate. Por solo 200 pesos mensuales llegá antes e infórmate en serio.

Continue Reading

Destacada

Trabajadores de Amazon y Google denuncian que esas empresas venden teconología bélica a Israel y otras naciones

El diario The Guardian publicó una carta abierta de trabajadores de las empresas Amazon y Gooble en la que piden que no se avance en el llamado Proyecto Nimbus que consiste en “proporcionar servicios en la nube para el ejército y el gobierno israelíes. Esta tecnología permite una mayor vigilancia y recopilación ilegal de datos sobre los palestinos y facilita la expansión de los asentamientos ilegales de Israel en tierra palestina.”

Los firmantes de la carta han mantenido el anonimato por temor a represalias. Sin embargo, Gabriel Schubiner, ingeniero de software e investigador de Google y Bathool Syed, estratega de contenido de Amazon, se atrevió a escribir un artículo con su firma en el que dice:

Nos hemos unido como trabajadores a través de líneas corporativas por primera vez para enviar una carta conjunta el martes pidiendo a Google y Amazon que respeten los derechos humanos palestinos y cancelen el Proyecto Nimbus , la empresa de $ 1.2 mil millones que proporcionará servicios en la nube al gobierno israelí, específicamente incluidos los militares. Los servicios abarcan recursos de almacenamiento y computacionales, así como funciones que permiten a los usuarios entrenar fácilmente una poderosa inteligencia artificial.”

No es la primera vez que programas de éstas características son llevados adelantes por empresas de alta tecnología digital. El propio Schubiner explica dos proyectos de tecnología bélica fueron abortados por la oposición interna y externa:

En 2019, Google canceló el Proyecto Dragonfly, un motor de búsqueda censurado en China; y se retiró del Proyecto Maven del Pentágono en 2018. Los mismos principios deberían aplicarse a los contratos del Proyecto Nimbus y todos los contratos futuros basados ​​en sus consecuencias en el mundo real. Dado que no tenemos la capacidad de garantizar que la tecnología que construimos no se utilice para cometer abusos contra los derechos humanos de los palestinos, cortar los contratos es la única opción ética que les queda a nuestras empresas“.

A continuación reproducimos la carta abierta publicada el 12 de octubre por los trabajadores de Amazon y Google en The Guardian.

Estamos escribiendo como empleados de conciencia de Google y Amazon de diversos orígenes. Creemos que la tecnología que construimos debe funcionar para servir y elevar a las personas en todas partes, incluidos todos nuestros usuarios. Como trabajadores que mantienen en funcionamiento estas empresas, estamos moralmente obligados a hablar en contra de las violaciones de estos valores fundamentales. Por esta razón, nos vemos obligados a pedir a los líderes de Amazon y Google que se retiren del Proyecto Nimbus y corten todos los lazos con el ejército israelí. Hasta el momento, más de 90 trabajadores de Google y más de 300 de Amazon han firmado esta carta internamente. Somos anónimos porque tememos represalias.

Hemos visto a Google y Amazon perseguir agresivamente contratos con instituciones como el Departamento de Defensa de EE. UU., El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (Ice) y los departamentos de policía estatales y locales. Estos contratos son parte de un patrón perturbador de militarización, falta de transparencia y evitación de la supervisión.

Continuando con este patrón, nuestros empleadores firmaron un contrato llamado Proyecto Nimbus para vender tecnología peligrosa al ejército y al gobierno israelí. Este contrato se firmó la misma semana en que el ejército israelí atacó a los palestinos en la Franja de Gaza, matando a casi 250 personas, incluidos más de 60 niños . La tecnología que nuestras empresas han contratado para construir hará que la discriminación y el desplazamiento sistemáticos llevados a cabo por el ejército y el gobierno israelíes sean aún más crueles y mortíferos para los palestinos.

El Proyecto Nimbus es un contrato de 1.200 millones de dólares para proporcionar servicios en la nube para el ejército y el gobierno israelíes. Esta tecnología permite una mayor vigilancia y recopilación ilegal de datos sobre los palestinos y facilita la expansión de los asentamientos ilegales de Israel en tierra palestina.

No podemos mirar para otro lado, ya que los productos que construimos se utilizan para negar a los palestinos sus derechos básicos, obligar a los palestinos a salir de sus hogares y atacar a los palestinos en la Franja de Gaza, acciones que han provocado investigaciones de crímenes de guerra por parte de la Corte Penal Internacional .

Visualizamos un futuro en el que la tecnología une a las personas y mejora la vida de todos. Para construir ese futuro más brillante, las empresas para las que trabajamos deben dejar de contratar a todas y cada una de las organizaciones militarizadas en los EE. UU. Y más allá. Estos contratos perjudican a las comunidades de trabajadores y usuarios de tecnología por igual. Si bien prometemos públicamente mejorar y ayudar a nuestros usuarios, contratos como estos facilitan en secreto la vigilancia y la focalización de esos mismos usuarios.

Condenamos la decisión de Amazon y Google de firmar el contrato del Proyecto Nimbus con el ejército y el gobierno israelíes, y les pedimos que rechacen este contrato y los contratos futuros que perjudicarán a nuestros usuarios. Hacemos un llamado a los trabajadores de la tecnología global y a la comunidad internacional para que se unan a nosotros en la construcción de un mundo donde la tecnología promueva la seguridad y la dignidad para todos.”

Continue Reading
Advertisement

Facebook

Copyright © 2017 Zox News Theme. Theme by MVP Themes, powered by WordPress.