Es por abajo, de Alejandro Wall, en Tercer Cordón.

Tal vez el primer contacto haya sido entre socios de Gimnasia y Boca en julio de 2016. La idea era organizar una charla sobre las sociedades anónimas en el fútbol, el arma que apunta a las espaldas de las asociaciones civiles. Otra vez pudo ser cuando socios de Atlanta buscaban consejos para organizar una agrupación en el club. Se contactaron con amigos de Boca. Y se dieron cuenta que más allá de las diferencias entre los clubes, más grandes, más chicos, más poderosos, menos poderosos, había que dar una pelea común. Fue unos meses después, en septiembre, que un grupo más grande que incluyó a otros equipos se reunió en el museo de Gimnasia, en La Plata. Todavía no era oficial, pero lo que iba a nacer de ese encuentro era la Coordinadora de Hinchas.

La presentación fue en diciembre de ese año en el Hotel Bauen con la presencia del sociólogo Pablo Alabarces, el preparador físico Fernando Signorini y los periodistas Gustavo Veiga y Ángela Lerena, ambos comprometidos con que los clubes sigan en manos de los socios. Y no fue casual el lugar elegido. El Bauen es un hotel defendido, recuperado y administrado por sus trabajadores en cooperativa. La Coordinadora, en definitiva, nacía para defender a los clubes, para recuperarlos si hiciera falta y para que siempre sean los socios quienes lo administraran.

La Coordinadora de Hinchas organizó charlas, encuentros, volanteadas. Se diagramó un plan de lucha para frenar ese avance. Este año, el Gobierno aceleró con su idea de implementar las sociedades anónimas en el fútbol, algo que logró enfriarse, al menos por el momento. En la superficie, la clave estuvo en algunos dirigentes que no cedieron a las presiones oficiales, que se opusieron a que se votara de manera secreta en la asamblea prevista para debatir las SAD. Por por abajo, fue vital la Coordinadora, que articuló fuerzas, difundió material, contactó a dirigentes, y militó con mucha fuerza para que el fútbol privado no avance sobre las asociaciones civiles.

Podés leer la nota entera en: http://tercercordon.com.ar/es-por-abajo/ 

 

La Columna Vertebral, periodismo a la gorra. Echá una moneda