Una a favor de los trabajadores de la Construcción

Los trabajadores de la industria de la construcción, frecuentemente, son sometidos a condiciones de trabajo indignas y obviamente ilegales. Esas condiciones, se ven agravadas a medida que las obras se desarrollan en zonas lejanas a las ciudades, lugares aislados, en donde la autoridad administrativa del trabajo tiene dificultades para efectuar los controles de policía de trabajo y seguridad e higiene.
En ese marco, los trabajadores de la empresa INGENIERÍA MEDINA, de Salta, tal como lo denunciara el SITRAIC -Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Construcción disidente a la UOCRA_ se desempeñaban en condiciones que afectaban su dignidad humana: comían en el suelo de tierra, sobre las máquinas o debajo de un árbol, ya que la empresa no proveía de comedor, con mesas y sillas y además condiciones de higiene, entre otros graves incumplimientos.
Así, a los trabajadores no se les entregaba ropa de trabajo, se les abonaban sus remuneraciones fuera de tiempo y en forma incorrecta, no se respetaba el convenio colectivo de la actividad (nro. 76/75) ni la representación sindical del delegado elegido democráticamente por los trabajadores.
En el día de ayer, en el marco de una denuncia efectuada por el SITRAIC ante el Ministerio de Trabajo de la Provincia de Salta, Delegación Orán, se ha conseguido un acuerdo, en el cual la empresa se compromete a cumplir un total de 8 puntos reclamados, mientras que otros 2 puntos, deberán ser tratados y resueltos por la Secretaría de Trabajo, en próxima audiencia a designarse.

La Columna Vertebral, periodismo a la gorra. Echá una moneda