Productores de verdura o materiales escolares o periodistas ¿los nuevos subversivos?

Causó conmoción en el día de hoy la detención de dos reporteros gráficos que cubrían una marcha. Varios trabajadores también fueron detenidos. ¿Por qué protestaban? ¿Quiénes eran? Los carteles hablaban de libros, manuales, juguetes. Este miércoles convocaron a Cuadernazo a las 10 h en Callao y Corrientes para marchar a Palacio Pizzurno.

Una columna compuesta por los obreros que lograron recuperar la gráfica Donnelley quienes el 11 de agosto de 2011 habían encontrado la imprenta cerrada con un cartel en la puerta que decía: “Lamentamos tener que comunicarle que, afrontados (sic) a una crisis insuperable y habiendo considerado todas las alternativas viables, estamos cerrando nuestras operaciones en Argentina y solicitando la quiebra de la empresa, luego de 22 años de actividad en el país”, debajo había un 0800 para que las 400 familias se comunicaran para saber cómo sería el proceso de despido.

Al día siguiente, entraron a la planta ubicada en el kilómetro 36 de la autopista Panamericana y pusieron a funcionar las rotativas: El día que salió el primer camión con nuestra producción de revistas, aplaudimos todos”, recordó una trabajadora a los medios. De acuerdo a la idea inicial querían recuperar sus puestos de forma autogestionada y “ponerla al servicio de la sociedad imprimiendo libros y manuales”. Se constituyeron como cooperativa y bautizaron el nuevo emprendimiento Madygraf, en homenaje a la hija de uno de los trabajadores. De los 400 despedidos, cinco eran mujeres. Ellas crearon una comisión dedicada a la compra de insumos y piezas de maquinarias con el fondo de lucha.

Tres años después, en agosto de 2014, la Justicia Comercial le dio la razón a los obreros, consideró fraudulenta la quiebra presentada por los antiguos dueños y le concedió la posesión a la nueva Cooperativa.

En noviembre del año pasado, los tarifazos los pusieron en jaque. Cortaron la ruta y distribuyeron un comunicado en el que denunciaban: “En este momento las empresas de energía exigen pagos mayores al millón de pesos mensual, lo cual significa que cada trabajador debería resignar para ello de 7.500 pesos por mes. La cooperativa Madygraf surgió frente al cierre y huida del país de los dueños de la ex Donnelley hace ya 4 años. Desde ese momento hemos preservado los puestos de trabajo, incorporado a nuevos trabajadores”.

Juan Pablo Barriento, de revista Cítrica, golpeado y detenido en el Cuadernazo

Hoy, 20 de febrero, volvían a la calle para denunciar al Ministerio de Educación que através de una maniobra irregular dejó sin efecto la licitación de materiales escolares en la cual la cooperativa MadyGraf había presentado todos los requisitos y ofertado el mejor precio. Allí acudieron distintos medios para cubrir la noticia y se encontraron con la policía y la represión. Dos fotógrafos fueron los que peor la pasaron: Juan Pablo Barrientos, de revista Cítrica Bernardo Avila, de Página 12, Justamente quienes se habían destacado con excelentes fotografías en la jornada en que decenas de policías se enfrentaban a feriantes productores de verdura y a sus clientes.

Mientras escribimos estas líneas la noticia está todavía ocurriendo. No tenemos datos aún de cantidad de detenidos.

 

La Columna Vertebral, periodismo a la gorra. Echá una moneda