Fate amenaza con cerrar y despedir a sus 2 mil empleados

Fate, principal fabricante de neumáticos del país, envió una carta al Ministerio de Trabajo y Producción advirtiendo que si no despide a 440 empleados podría cerrar debido a una «gravísima situación» y de «una preocupante falta de diálogo y respuestas que permita avanzar hacia una solución sustentable» por parte de las autoridades.

La firma, que emplea a 1650 personas bajo convenio colectivo sobre un total de 2000 empleados directos, había obtenido el pasado viernes el procedimiento preventivo de crisis. La carta informa que la compañía se ve impedida «de mantener nuestra tradición exportadora que ha sido, hasta ahora, la manera de compensar la reducción del mercado interno y la competencia desleal de importaciones que lo han erosionado».

La empresa asegura que el gobierno «nunca entendió el carácter múltiple o combinado de causas que llevaron a la empresa a esta situación de crisis» y pide que las autoridades «consulten a especialistas económicos que representen distintos enfoques o ideologías» sobre la real situación que atraviesa el sector y la propia firma.

Para llegar a una solución se organizó una reunión que tendrá lugar este miércoles entre el ministerio, Fate y el Sindicato Único de Trabajadores del Neumático Argentino. En un comunicado, el gremio afirma que todo esto se trata de una maniobra de la empresa para flexibilizar a los trabajadores alegando falta de productividad y eficiencia.

La Columna Vertebral, periodismo a la gorra. Echá una moneda