Opinión: La cultura de la violación, por Carolina Naretti

El 25 de junio murió la Coca Sarli. «Ícono del erotismo», leí por varios sitios.

Ayer me tomé el tiempo de mirar una de sus películas más famosas: CARNE. En esta película, supuestamente erótica, «Delicia», es violada una y otra vez. Un compañero de trabajo la persigue, la acosa y la viola camino a su casa, en el frigorífico y luego en un camión, junto a sus amigos. El problema, es que justamente esas escenas de extrema crudeza, en las que ella es violada, resultarían ser las escenas eróticas. Ella es colocada de manera explícita como objeto sexual de los machos violentos. Eso, se vendió y se compró como excitante, como erótico, como producto sexual…
Luego, ella, en su casa se baña para quitarse el asco que le produce haber sido atacada y ultrajada, pero resulta que ese sufrimiento se vuelve también erótico!!!! Sufre y gime al mismo tiempo, tocando su cuerpo y excitando al público sediento de violencia sexual. 
Ella le oculta a su novio lo ocurrido, y cuando éste se entera, ella le pide perdón. Perdón por haber sido violada!
CULTURA DE LA VIOLACIÓN, que hoy, seguimos reproduciendo, en las noticias, en los diarios, en la calle, en las escuelas, en nuestras vidas.
Con lo que no contaban esos viejos y los nuevos «canallas», es con nuestro grito que ya no se cansa, con nuestros brazos que se volvieron fuertes, con nuestros puños que ahora están en alto, y con una ola inmensa que avanza y no se detiene más. SE VA A CAER.
Por la Coca, y por todas las víctimas de esta cultura patriarcal.

(Texto de Carolina Naretti tomado de una página de facebook)

 
 
 
 

La Columna Vertebral, periodismo a la gorra. Echá una moneda