Denuncian presiones de Dietrich para terminar la obra de Ezeiza antes de la veda

La UOCRA y el Ministerio de Trabajo bonaerense habían presentado denuncias para frenar la obra que se derrumbó ayer en el aeropuerto de Ezeiza y que dejó como saldo un obrero muerto y al menos trece heridos.

Desde el gremio de Personal Superior y Profesional de Empresas Aerocomerciales aseguraron que los trabajadores «estaban con mucha presión por parte del Ministerio de Transporte porque querían hacer una inauguración antes de las elecciones». La fecha estipulada para la inauguración era el 4 de octubre, justo antes de la veda que impide realizar inauguraciones de obras públicas por la cercanía de las elecciones.

Sin embargo, desde la UOCRA sostienen que aún faltaban tres meses para finalizarla y  habían pedido que se frenara por incumplir medidas de seguridad, lo cual fue constatado el 13 de septiembre por el Ministerio de Trabajo tras una inspección en la que se terminó ordenando la suspensión. Sin embargo, la decisión no fue acatada por las empresas a cargo de la obra, que ahora están siendo investigadas por la justicia federal.

Un informe elaborado el año pasado consignó que el sector de la construcción es el segundo más afectado por muertes laborales, con un 18% de las víctimas. También se concluyó que, en total, 400 trabajadores mueren por año, lo que da como resultado una muerte cada veinte horas.

La Columna Vertebral, periodismo a la gorra. Echá una moneda