Acusaciones cruzadas: choferes de larga distancia denuncian sobre explotación

Tras el vuelco de un micro de Vía Bariloche doble piso en la ruta 2 que dejó como saldo dos muertos y más de treinta heridos, los choferes de micros de larga distancia de la UCRA-CTA denunciaron sobreexplotación en las empresas.

Desde el gremio criticaron a la empresa por asegurar que se trató de una «falla humana», cuando «ese colectivo estaba a cargo de dos choferes que venían de realizar viajes de larga distancia, sin descanso mediante».

«Hoy en día, la cantidad de horas que trabaja un chofer se controla con una libreta de trabajo manual, instrumento de fácil manipulación de los horarios de descanso para los deficientes controles que realiza la CNRT y la propia Gendarmería Nacional, algo con lo que venimos insistiendo en nuestro sindicato», explicaron desde la UCRA-CTA.

No es la primera vez que el sindicato pone en primera plana el conflicto con las libretas. En 2006, desde su sector se presentó un proyecto para eliminar las libretas y pasar a un sistema digital más confiable y que garantice el descanso de los trabajadores y la vida de los pasajeros.

Esta idea parece haber sido finalmente tenida en cuenta por el Gobierno, que a través del ministerio de Transporte ordeno pasar a un sistema tecnológico que pueda monitorear de forma real las horas que el chofer está arriba del micro.

Mariana Albizu, la fiscal a cargo de la investigación, consideró que el conductor de 24 años se quedó dormido. Por eso ordenó detenerlo bajo la imputación de homicidio culposo agravado por conducción negligente o imprudente de un vehículo motorizado. Sin embargo, José Arteaga, destacó que uno de los choferes declaró que «venían ‘rebotando’, o sea llegaban y salían de cada estación».

Cuando un chofer llega a destino, baja a los pasajeros, sube otros y regresa al lugar de origen, se denomina ‘rebote’. Pero para los viajes de más de 12 horas, los conductores deberían hacer una posta en el medio del recorrido e intercambiar lugares.

La otra punta de este conflicto son los micros de dos pisos. Arteaga pidió «una revisión» de la viabilidad de los micros de doble piso. «Lamentablemente es uno más y no nos podemos acostumbrar, siempre es un doble piso, y el 98% del parque móvil automotor de larga distancia es de doble piso», expresó el dirigente. Un informe de la Universidad Nacional de Cuyo cuestiona la seguridad de estos vehículos y recomienda que dejen de fabricarse dado que no son seguros al momento de efectuar maniobras bruscas o soportar los efectos de vientos laterales de gran magnitud.

EL ESTUDIO QUE ANTICIPABA PROBLEMAS DE SUEÑO EN LOS CHOFERES DE LARGA DISTANCIA

En 2012, los investigadores del Conicet, Diego Golombek y Daniel Cardinali, se propusieron cotejar las características del ritmo sueño vigilia, el ritmo circadiano, las alertas, las respuestas automáticas y el estrés con la actividad laboral de conductores de pasajeros de larga distancia. El informe, titulado “Evaluación de las características del ciclo sueño-vigilia en conductores de transporte público de pasajeros de larga distancia» y solicitado por el Ministerio de Trabajo y la Superintendencia de Riesgos del Trabajo, cuenta con 177 páginas y el relevamiento de 184 conductores.

“Nos subimos a micros de larga distancia y registramos actividad, sueño, temperatura, hormonas. Encontramos jornadas demasiado extendidas, falta de descanso, inadecuada exposición a la luz, obesidad e incidencia de apneas de sueño. Hicimos un extenso reporte para la SRT y el Ministerio de Trabajo con recomendaciones varias, incluyendo un test de alerta para los choferes», explicó Golombek en diálogo con Infobae.

La investigación incluyó una encuesta y un número de mediciones objetivas. Los choferes que emprenden recorridos más largos, entre 15 y 17 horas, presentaron mayores niveles de síntomas de depresión y agotamiento emocional. El científico explica que «los resultados no fueron trágicos ni dramáticos, fueron una señal de alarma de algo que todo el mundo sabe. En las profesiones que tienen jornadas extendidas, está claro que la falta de sueño conlleva un problema adicional, sobretodo si cuenta con la carga adicional de transportar personas. El sueño debe ser considerado un factor de riesgo tan importante como el alcohol».

La Columna Vertebral, periodismo a la gorra. Echá una moneda