Después del COVID, Tierra del Fuego sueña con Conectar Igualdad

Informe de José Piñeiro desde Rio Grande, Tierra del Fuego

La situación en Tierra del Fuego en lo que tiene que ver con el Covid-19 es, por el momento, bastante tranquila en relación a cómo comenzó esta pandemia. Tierra del Fuego fue uno de los lugares más críticos, sobre todo la ciudad de Ushuaia, con alrededor de 100 casos. Finalmente la situación se fue estabilizando, al día de hoy en la provincia fueron detectados a lo largo de esta cuarentena 149 casos, pero dentro de estos 149 casos se cuentan los 13 de las Islas Malvinas. Fue todo un debate al inicio de la pandemia si había que contabilizar o no los casos de las Islas Malvinas. Finalmente se resolvió que se iban a contabilizar porque las Malvinas son territorio de la provincia, es parte de la provincia de Tierra del Fuego más allá de que estén ocupadas ilegítimamente por Gran Bretaña y más allá de que estas personas o que la población de Malvinas, los ocupantes de las Islas, no estén bajo la órbita de la salud pública de la nación, de la provincia.

Entonces en estos 149 casos, 13 son de las islas. Hoy por hoy no tenemos casos de Covid en toda Tierra del Fuego. En Río Grande hace casi dos meses que no se detecta circulación comunitaria, en Ushuaia alrededor de 20 días. El último caso fue importado de una persona que llegó desde Salta ya con Covid y que está recuperado. Todos fueron dados de alta, incluidos los 13 de las Malvinas. Así que podemos decir que en la provincia no hay COVID.

En lo que tiene que ver con el impacto de la situación laboral, los puestos de trabajo en el marco de esta pandemia, la industria fue uno de los sectores más golpeados pero ya hace un tiempo comenzó a reactivarse de a poco. Hay algunos focos de conflictos en un par de industrias textiles, fundamentalmente en Textil Río Grande donde la empresa es parte del grupo Sedamil que impulsa retiros voluntarios en todas sus plantas fabriles en Buenos Aires, Trelew, Rio Grande y en los puestos de ventas directa que tienen en distintas ciudades de la Argentina. Esta es la empresa que está más complicada. En el sector metalúrgico comenzó la producción y hay muchas expectativas puestas en la posibilidad de la vuelta del programa Conectar Igualdad, donde se habla de un número importante de computadoras que se estarían produciendo, ensamblando en principio en las fabricas fueguinas para luego sí comenzar con una producción con componentes fundamentalmente de origen nacional.

Comenzó ya la actividad comercial desde hace algún tiempo con determinados protocolos y también en el sector gastronómico. El turismo es lo que más tarde se va a estar sumando a la actividad y se estima que en toda una primera etapa con turismo interno fundamentalmente de la provincia, y turismo nacional cuando se retomen los vuelos, algo que se espera con mucha expectativa teniendo en cuenta, además de la cuestión turística, la aerodependencia que tiene la provincia de Tierra del Fuego.

La Columna Vertebral, periodismo a la gorra. Echá una moneda