Paran este lunes los trabajadores lácteos


Este domingo, ATILRA -Asociación de Trabajadores de la Industria Lechera de la República Argentina- convocó a un paro total de actividades, sin guardias, para el lunes 13 de julio en reclamo de apertura de paritarias para el presente año. El sueldo de los trabajadores estaba tan retrasado que recién habían logrado arrimar a las pérdidas que sufrieron los dos años anteriores con un incremento de los salarios de un 2 por ciento correspondiente al 2018 y un 53,8 por ciento para compensar el índice de inflación del 2019.

La medida fue tomada de manera repentina en repudio a un comunicado del Centro de la Industria Lechera donde se niega a la apertura de nuevas paritarias y menciona un aumento otorgado del 73 por ciento para este 2020.
El gremio consideró un “chamuyo” de los empresarios las cifras difundidas, explicando que el aumento al que se llegó este año era para acercarse a la inflación 2019 pero que tienen que sentarse nuevamente a negociar las paritarias 2020.

Como a las trabajadores y los trabajadores se les descontará la jornada de trabajo, desde ATILRA le ofrecen a la cámara empresaria “recibir y procesar la materia prima del día y que esa leche procesada y/o los productos
que se industrialicen, sea donada a distintas entidades de bien público para asistir a los sectores más castigados y vulnerables de nuestra sociedad” y prometen “mantener su compromiso siempre y cuando el sector empresario se comprometa a donar esa leche y/o productos a aquellos hogares de niñez desprotegida”.

La Columna Vertebral, periodismo a la gorra. Echá una moneda