«Estamos intentando acelerar la unidad de amplios sectores»

Héctor Amichetti, secretario general de la Federación Gráfica Bonaerense e integrante de la Corriente Federal de Trabajadores, charló con La Columna Vertebral sobre la gran cantidad de encuentros virtuales entre distintos sectores durante la pandemia, el trabajo para lograr la unidad y el enfrentamiento «contra los poderosos».

Perón decía que la mejor manera de patear los problemas era armar comisiones y a veces a mi algunas reuniones de zoom me parecen las comisiones que decía Perón. De toda esta actividad intensa y todo este despliegue con los distintos sectores y demás ¿Cuáles han sido las relaciones que te parecieron más interesantes o que le ves perfil de que realmente hay una intención de abrir la cabeza y fructiferar?

No, a mí me parece como que lo que estamos tratando de acelerar en todos estos encuentros es la unidad de amplios sectores. No solo del movimiento de los trabajadores sino de los sectores pymes, del cooperativismo, lo que para nosotros se tendría que constituir en la alianza fundamental que el gobierno necesita para ir en la dirección que está planteando, reactivar la actividad económica con todas las dificultades que ha creado la pandemia y que agravó una situación ya complicada. Todos estos sectores nos estábamos encontrando después de haber recuperado un gobierno en línea con nuestro pensamiento, pero indudablemente esta situación de pandemia lo agravó y yo creo que acelera la necesidad de profundizar algunas medidas estructurales por parte del gobierno. Pero lo que sí hay es una comprensión de que si no unimos todas estas voluntades y generamos esta alianza fuerte, que cada uno en fila india vaya reclamando por la urgencia, por la necesidad que tiene hoy, las urgencias son muchas. Sino que vayamos teniendo una mirada de país en donde indudablemente para poder dar respuestas a los intereses de la mayoría, de los trabajadores, los jubilados, las pymes y las cooperativas hay que afectar otros intereses, que son los que concentran un poder económico que es un sistema financiero que no funciona al servicio de la producción y el consumo, que es un comercio exterior que tendría que revender las mayores divisas volcadas al mercado interno.

Pero vemos que cuando el Estado intenta avanzar como en el caso de Vicentin hay un rechazo muy fuerte de las multinacionales muy poderosas que no quieren que entremos en ese sector donde hay indudablemente situaciones de irregularidad que hacen recursos que tendrían que volcarse a la mayoría del país, y lo quieren concentrar en pocos bolsillos, bueno, lo que estábamos viendo en lo que son los sectores oligopólicos que manejan el precio de los alimentos, formador de precios, etc. Si no unimos todo este amplio sector que no está ligado a esa concentración de poder económico indudablemente para el gobierno va a ser muy difícil. De hecho, ya ha tenido algunos planteos como el de AEA en el sentido de decir bueno, la salida de la pandemia es por la inversión que podamos hacer nosotros, capitales privados, el Estado lo único que tiene que hacer es bajar los impuestos y retenciones para que podamos cortar, bueno, el modelo del negocio de ellos, no el modelo que necesitamos nosotros en donde indudablemente hay que ir a otras reformas.

«si no unimos este sector va a ser difícil para el gobierno»

Hace dos días se relanzó el Frente Sindical de Moyano. No entiendo bien a esta altura del partido cuál es la diferencia entre la Corriente Federal y el Frente Sindical ¿No hay ninguna posibilidad de unirse? ¿Cuáles son las diferencias reales que existen?

No, no, nosotros de hecho hemos participado activamente en el Frente Sindical, contribuido a que se pudiera conformar el Frente de Todos y poder recuperar el gobierno. Las coincidencias siguen existiendo, la Corriente pone mucho el esfuerzo en sostener las ideas básicas del programa. Para nosotros la unidad se tiene que dar como programa a la CGT que incluye cosas muy concretas, muy prácticas, qué posiciones tenemos los trabajadores con respecto a todos estos temas que veníamos conversando recién.

¿Cuándo va a haber elecciones? ¿Cuándo son las elecciones para la CGT finalmente?

La CGT naturalmente tendría que renovar ahora, 22 de agosto, y finaliza su mandato. Por la pandemia todas estas elecciones han sido suspendidas, al igual que las asambleas por lo menos hasta fines de septiembre. El mandato está prorrogado hasta fines de marzo. Ahí en ese período entre septiembre y marzo se verá cómo evoluciona la situación como para poder permitir un acto electoral como su congreso en la CGT. Yo creo que lo más probable es que se estire el mandato hasta marzo del año que viene.

Sí, esa es un poco la información que uno ha podido recabar, más que nada por el tema de la imposibilidad de definir semejantes cuestiones a través de zoom.

Independientemente de eso lo que sí decimos es que debería canalizarse en este período una acción unificada de la CGT, porque si no se generan cuestiones en la que no estamos todos de acuerdo. Por ejemplo, si vamos a ir a una reunión en representación del movimiento obrero con AEA, bueno, a qué vamos a esa reunión. Yo no digo no ir, pero sí qué posición tenemos frente a esos sectores. Por ejemplo, señores, colaboren planteando ustedes la necesidad de un impuesto a la riqueza que está frenado en el congreso, tendría que salir de ustedes mismos en una situación tan delicada donde hay tantos argentinos con problemas muy angustiosos, tendrían que ser ustedes los que impulsen como ha habido en otras partes, en Europa y los demás, que hay una contribución de emergencia. Si vamos como trabajadores a una reunión con AEA lo mínimo que tendríamos que reclamar es eso. Entonces terminamos la reunión, sale un documento de ellos, ellos le están pidiendo rebaja de impuestos al gobierno porque ellos son los que van a sacar el país adelante. Bueno, lo primero que tendrían que hacer es traer la plata que tienen afuera, porque todos los de AEA que estaban ahí reunidos, nosotros miramos el listado de quienes fugaron capitales de 86 mil millones de dólares, informe oficial del Banco Central y casi todos ellos están con mucha plata afuera. Entonces este es un problema que si no determinamos en conjunto los trabajadores cómo funciona nuestra organización madre, trae por supuesto mayores diferencias y disputas que habría que evitar.

«necesitamos una acción unificada de la cgt»

Sí, divide y reinarás. Cuánto tiene que ver en la imposibilidad de juntarse, determinados personalismos, cuánto pesa que el año que viene es un año electoral y comienzan a orejear el truco de las pistas, el jueguito de quien tiene el ancho de espadas, cuánto hay de todo esto como autocrítica de la dirigencia. En este marco a mi me preocupa eso, las dificultades de sortear las tentaciones externas de superestructura.

Ese es uno de los grandes problemas juntamente con lo que yo marcaba anteriormente que es la actitud a veces corporativa, pareciera ser que el tema se resuelve juntándose con los factores de poder. Ahí hay un matiz diferencial que decís, es mucho más fácil encontrar una salida con quien es poderoso que enfrentarse al poderoso. Ahí hay una visión más profunda, nosotros entendemos que si no hay cierta confrontación con ese sector poderoso que ha impuesto su política económica durante muchísimo tiempo en el país y ha visto muy fuertemente los últimos 4 años no tenemos salida, vamos a quedar embretados ahí.

Así que me parece que ahí hay una diferencia de metodología que es importante y que debemos saldar, lo que no nos detiene en el sentido de valorar cosas positivas que hemos logrado. Por ejemplo, con los diputados sindicales en el parlamente se planteó esta iniciativa de esta ley de teletrabajo y logramos ahí una gran fortaleza y salió una ley que no es un tema menor, porque detrás del libre manejo de cómo es el teletrabajo sin regulación ni nada, abrió una afiliación de empresariados que reaccionó después cuando el proyecto fue al senado tratando de frenarlo, de tumbar la ley, porque precisamente ellos lo que buscaban es generar un precedente de que con el teletrabajo se eliminan las regulaciones, no hay jornada de trabajo, abaratamos costos para decirlo en términos generales. El hecho de haber reaccionado y haber tenido en los legisladores una pata sindical muy fuerte, una comisión de trabajo conducida por Vanesa Siley que es una compañera de La Corriente, que fue capaz de convocar a todos los sectores, incluidos los empresarios, para que pudieran discutir seriamente que significaba ese proyecto de ley me pareció un paso importante porque da protección, después deriva los convenios colectivos, que cada actividad pueda perfeccionar como se desarrolla el teletrabajo, pero sobre todo el valor que tiene la ley de frenar esas aspiraciones de romper con lo que es la protección laboral. Decir, bueno, acá tenemos una nueva modalidad de trabajo, esta es la oportunidad para tratar de ver como rompemos jornada de trabajo, flexibilizamos…

Igual a mí me llamó la atención sobre manera que los sindicatos estatales tuvieron casi la misma postura respecto de que los trabajadores estatales no podían funcionar con teletrabajo cuando obviamente hay ramas del trabajo estatal que se puede perfectamente administrar de esa manera sin perder los derechos. Creo que hay una cuotita de egoísmo del viejo sindicalismo que te quieren tener cerquita para verte porque sino no existís y, la verdad que van a tener que aggiornar porque vamos a seguir existiendo trabajando desde donde sea.

No, eso es innegable. Lo mismo que cuando alguien pretendió frenarle el avance tecnológico a las plantas industriales, eso es inevitable. Lo que sí me parece importante es que todo eso tenga una protección laboral, que el trabajador que está en su casa haciendo teletrabajo sepa que tiene una organización, que tiene un convenio, que sí pertenece a una empresa donde hay otros compañeros que están en la fábrica, hay un delegado con el que puede recurrir en el momento que sea necesario. Eso es muy importante porque es mantener la tradición de la defensa de la dignidad de los trabajadores de Argentina. Yo comparaba charlando este tema en alguna reunión lo que lograron en Brasil hace un par de años, que es desregular totalmente el trabajo y no lo pudieron frenar los sindicatos, y hoy un contrato individual que era lo que quería el empresario, arreglar individualmente con el teletrabajador, aprovechando que está solo digamos, que salió de un ámbito colectivo y lo que quería era precisamente era lograr lo que en Brasil se logró por ley, que hoy un contrato de trabajo individual tenga más peso que un convenio colectivo de trabajo. Eso es terrible porque lo pone al trabajador en un lugar de debilidad absoluta.

Se nos está terminando el tiempo. Podríamos seguir charlando durante muchas horas más porque es un mundo nuevo que se nos está planteando y no es fácil resolverlo. Quedará para otra oportunidad saber en qué situación esta específicamente el medio gráfico. Si me lo podes decir en una línea al menos nos enteramos un poquito de los compañeros gráficos porque el tiempo se nos pasó volando.

Sí, una parte del gremio ha mantenido una actividad porque hay actividades esenciales como el envase, alimento, medicamento, hemos estado trabajando para estos programas especiales del Ministerio de Educación para los chicos que no tienen acceso a internet, se han hecho millones de cuadernillos y por supuesto los medios gráficos de comunicación donde están indudablemente muy golpeados por el tema de lo digital pero que se han mantenido, diarios, revistas y muy golpeados el sector libro que está prácticamente paralizado por no ser considerado actividad esencial.

La Columna Vertebral, periodismo a la gorra. Echá una moneda