Cencosud: «Tenemos miles de infectados».

Trabajadores de los supermercados pertenecientes al grupo chileno Cencosud – Jumbo, Easy, Plaza Vea, Disco y Blaisten- elevaron una nota al Ministro de Trabajo, Claudio Moroni, ante la precariedad laboral y la falta de protocolos sanitarios en las distintas sucursales.

«La empresa tomó la calamitosa decisión de rotar compañeros de sucursal en sucursal, de esa manera fuimos yendo y viniendo de un lugar a otro y ese movimiento generó que el virus fuera a una increíble velocidad de compañero en compañero, de allí fue de compañero a su familia y luego de familiar en familiar, esto no es solo un afirman en la queja presentada tanto al Sindicato de Comercio como al Ministerio de Trabajo.

Consultado por La Columna Vertebral, Mario Amado, titular de la agrupación La Voz del Comercio que se enfrenta a Cavalieri y delegado de Carrefour sostuvo: «venimos pidiendo desde el comienzo de la pandemia un protocolo único de uso obligatorio para todas las cadenas de supermercados . La salud de los compañeros y compañeras no pueden quedar en manos de las compañías». Y expresó la solidaridad de su agrupación con los y las trabajadores y trabajadoras de Cencosud: «repudiamos éste proceder de la empresa»

La situación se viene arrastrando desde hace tiempo. El día 30 de julio, La Izquierda Diario denunciaba: «La empresa, en su sucursal de Palermo, luego de confirmarse un caso de Covid-19, realiza los hisopados en un laboratorio privado a los contactos estrechos del trabajador que dio positivo. Pero en lo inmediato, a aquellos que el resultado les de negativo, los envía y presiona para que regresen a trabajar, incumpliendo la cuarentena y el aislamiento que debe durar 14 días. Dentro de ese periodo de incubación (en varias oportunidades) presentan síntomas en los últimos días y contraen el virus, enfermando a otro grupo de compañeros y compañeras de trabajo, como paso en esta sucursal, además de poner en riesgo la integridad de los clientes.» Antes de cumplir el tiempo reglamentario para descartar un contagio se ven obligados a volver en lo inmediato cosa que deben hacer sin poder utilizar la SUBE que está bloqueada por aislamiento obligatorio.

En la denuncia enviada al Ministerio esta semana, los trabajadores del grupo Cencosud agregan: «Es nuestra necesidad urgente que ya no roten a ningún compañero más, que sean castigados los directivos que no hicieron cumplir el protocolo, lo hicieron cumplir mal o a medias, o incluso aprovecharon la vulnerabilidad para sacar ventajas. Por último, no queremos que después de haber vivido lo vivido la empresa nos considere descartables, por lo que pedimos un plazo de dos años donde ningún compañero pueda ser despedido».

La Columna Vertebral, periodismo a la gorra. Echá una moneda