Mov. de Mujeres Agropecuarias en Lucha apoya el Proyecto Artigas

“Pan, tierra, trabajo, remates al carajo”, fue la consigna elegida por el Movimiento de Mujeres Agropecuarias en Lucha en su fundación. Era el año 1995, tiempos de Menem y convertibilidad, y había 14 millones de hectáreas hipotecadas en el país. En Winifreda, un pueblo de La Pampa, en el Departamento Conhelo, Lucy De Cornelis lideraba la primera organización de productoras agropecuarias que se oponía a los remates. Eligieron un 8 de marzo para hacer su primera marcha en Capital Federal.

A 25 años de aquella gesta, recuerdan cómo conocieron a Dolores Etchevehere. En junio de 1995, una joven periodista de Para Tí, viajó a La Pampa para entrevistar a las fundadoras del novedoso movimiento: «Apenas unos meses después nuestra primera y espontánea asamblea de mujeres, viajó a La Pampa a fin de entrevistar para la revista Para Ti a Lucy de Cornelis, presidenta del movimiento, junto a las demás compañeras. El día 22 a las 19 hs. debíamos reunirnos con los ministros de Economía, Ernesto Franco; y de Asuntos Agrarios; Carlos Medrano, junto a autoridades del Banco de La Pampa, para tratar el petitorio que días antes habíamos entregado al gobernador Rubén Marín. Dolores nos acompañó, nos apoyó y golpeó el despacho solicitando que nos dejaran salir,  dado que ya eran las tres de la mañana y nos habían encerrado, con la puerta bajo llave, para que no diéramos información a la prensa, que esperaba afuera el resultado del encuentro. Ese gesto  acompaña nuestra memoria y nos une en el presente, más que nunca

Hoy, el Movimiento de Mujeres Agropecuarias en Lucha difundió un comunicado en el que expresa su solidaridad con el Proyecto Artigas:

«Apoyamos el Proyecto Artigas porque propone un cambio en la manera de vincularse con la tierra – memoria de las enseñanzas de nuestros pueblos originarios -,  que apunta al cuidado de la salud humana, el ambiente, y la biodiversidad.  Este modelo agroecológico y comunitario, que protege la soberanía alimentaria y devuelve a miles de chacarerxs la posibilidad de trabajar al democratizar el acceso a la tierra, cuida a quienes producen y también a quienes se alimentan con el fruto de ese trabajo. Esta forma de concebir la producción es coincidente con la que el Movimiento de Mujeres Agropecuarias en Lucha proponía hace 25 años, cuando se enfrentó a las mafias y poderes de turno, que no difieren de las actuales. Lo que propone el proyecto Artigas también era parte de  nuestras consignas, y lo sigue siendo.» 

La Columna Vertebral, periodismo a la gorra. Echá una moneda